El arco iris de gravedad — Diario de lectura (34)

Sigo pensando en el fragmento de la Argentina. Hay un saber que es libresco, pero bien ordenado y documentado: el golpe de Uriburu, el gobierno de “los coroneles” del GOU, ¡la Acción Argentina!, el ascenso paulatino de Perón a partir de la colonización de ministerios… ¿Qué libros existían entonces sobre la historia argentina reciente y cuáles estaban traducidos al inglés? ¿Con qué libros se estudiaba historia latinoamericana en Cornell -donde estudió Pynchon- durante los 50?

También están Roca (“como vosotros, tratamos de exterminar a nuestros indios” y Rosas (y su culto que “florece de nuevo” ¡en 1945! Ahí hay una comprensión del fenómeno del peronismo bastante cabal). El exilio montevideano como tradición…

Digo que este saber es libresco porque imagina puestas pampeanas de sol al sur de la avenida Rivadavia y confunde el Río de la Plata –donde efectivamente hubo submarinos- con Mar del Plata. Digo que es un saber derivado de lecturas, no de algún viaje de Pynchon a Buenos Aires.

Lo primero que se nota es la lectura de Borges. Lo nombra, habla de laberintos dos veces y del Sur (así, con mayúcula) dos veces. Los suburbios de Buenos Aires… Es clarísimo. Graciela Imago Portales es un nombre de personaje que Borges podría haber utilizado tranquilamente. ¿Habría Pynchon leído en esos inicios de los 70 a Lugones? No parece factible. Esa cita es muy improbable. Es mucho más probable que haya leído a Borges hablando de Lugones. ¿Y el Martín Fierro? Ese capaz que sí. Como poema nacional argentino debía de estar disponible en otras lenguas desde temprano. Además el fragmento pampeano del pasaje en cuestión es profundo, preclaro, y da para pensar que el filtro de Borges acá no opera.

Los datos de la historia argentina tampoco son de Borges, están bien puestos. Esto no es como David Foster Wallace hablando al voleo de “la dictadura de Perón”. Pynchon sabe. Incluso notar que en el 45 Perón es coronel, no general, es todo un dato. Hay alguna tergiversación entre Farrell y Ramírez, pero parece perdonable en este maremagnum de datos.

¿Sería la historia de la Argentina accesible por algún libro en particular u otro medio para un estadounidense?

En nuestro país en la época de escritura de la novela todo giraba en torno a Perón, ¿se notaría eso desde el exterior lejano?

Googleo y encuentro una nota en Clarín de Richard Gwynn titulada “De Pynchon a Amis, toda una generación borgeana”. En el final de la nota Gwynn escribe: “Mi tributo favorito a Borges está en El arco iris de la gravedad de Thomas Pynchon, en el que un grupo de exiliados argentinos en Europa durante la Segunda Guerra Mundial, liderados por el aventurero Squalidozzi, secuestran un submarino alemán. Como algo muy poco probable, están acompañados por la glamorosa Graciela Imago Portales, una ´amiga especial´ de los literatos de Buenos Aires, a quien ´se dice que Borges le dedicó un poema´. Se citan dos líneas: ´El laberinto de tu incertidumbre/Me trama con la inquietante luna…´ Por supues- to, la cita ha desconcertado a los estudiosos, al concordar perfectamente con los ritmos y los temas de los primeros trabajos de Borges. No hay duda de que a Borges lo habría deleitado, sobre todo desde que Pynchon lo compuso.”

No sé si no hay duda, en todo caso se abren más preguntas. Los enigmas persisten. El de Borges queda despejado.