La génesis de los #100Días500Hechos de Prosperidad

Desde que entré a Prosperidad Social me maravillé con la cantidad de actividades que realizaba el Gobierno por los más necesitados. Yo había tenido la oportunidad de estar en el Viceministerio de Turismo y en Planeación Nacional, pero en ninguna de estas dos entidades había tenido la ocasión de estar tan cerca de la gente y, sobretodo, de los más vulnerables.

Recuerdo que uno de mis primeros viajes fue a reunirme con algunas víctimas de la violencia en los Montes de María y me impresionó ver la capacidad de la gente del Salao para salir adelante. Ese empuje, esas “ganas de dejar atrás el pasado” marcaron mi vida desde el principio en este trabajo. Y así me dispuse a recorrer el país y conocer más de cerca sus necesidades. Hablar con afrodescendientes en Chocó, con los indígenas wayuu en la Guajira, los Totoroes en el Cauca, los habitantes de Torrentes en Soacha, en fin…. Incluso con mi gente de Barranquilla a la que creía conocer; todo eso no ha hecho sino llenar mi corazón de experiencias, pero sobretodo, me ha ido ayudando a mejorar los programas de Prosperidad Social para que cada día lleguen mejor al territorio.

No ha sido fácil. Odio los días en que los trámites administrativos se interponen en el camino; los días en que por algún fenómeno meteorológico no logro llegar a un sitio; cuando me dicen “no hay plata” y uno ve la necesidad….. pero son más los días buenos, aquellos en que escucho el testimonio de una mujer que ha salido adelante con su propio negocio; de un padre de familia en Arauca cuya hija ingresó a Jóvenes en Acción y hoy está pudiendo estudiar una carrera universitaria, el día en que visité a un hombre en una silla de ruedas en Boyacá que con lágrimas en los ojos nos agradecía por haberle hecho un baño digno y propio para su condición, entregar un polideportivo o una plaza de mercado, en fin….sin duda son más los días gratos y llenos de emociones.

Hoy, dos años después, los réditos del trabajo se están viendo. Hemos logrado completar más de 2 mil obras en todo el país, de las cuales más de 800 han sido desde que entré a Prosperidad Social. La tasa de pobreza no ha dejado de bajar. Ya tenemos 160 mil graduados de Jóvenes en Acción y este año lograremos que cerca de 100 mil familias puedan montar su propio negocio. Hemos movido nuestro ejército social hacia el campo que es donde más los necesitan y hemos reestructurado programas y cerrado otros que no estaban surtiendo el efecto esperado.

Queremos tener cero pobreza extrema de aquí al 2025 y lograr sacar de la pobreza multidimensional a 1,5 millones de colombianos al 2018, en este segundo periodo del Presidente, y lo vamos a lograr. Para ello, no estamos trabajando solos. Ha sido fascinante contar con el apoyo del Ministerio de Educación y sus programas de alfabetización, del Ministerio de Agricultura quien dejó que los apoyáramos en la focalización de las nuevas viviendas rurales que van a construir, del Ministerio de Trabajo con el SENA y Colpensiones e incluso con el apoyo de la Banca de las Oportunidades de Bancoldex y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, entre otros aliados del orden nacional. Pero también se ha unido el sector privado y la comunidad internacional. A Canadá, la Unión Europea, Korea, entre otros, se han unido empresas como Drummond, Ajover, Argos, Bancolombia y casi 150 otras han tomado la decisión de trabajar con nosotros por una Colombia con menos pobreza y más equidad.

En un momento en donde el trabajo realizado se empieza a materializar con hechos concretos de Prosperidad, hemos tomado la decisión de emprender un recorrido por todo el país, durante 100 días, para realizar 500 hechos de Prosperidad y rendirle cuentas a la ciudadanía, visibilizar nuestro trabajo y continuar acercándonos a quienes son nuestra razón de ser, las personas más vulnerables de nuestro país.

Desde el 1 de septiembre y hasta el 15 de diciembre mi equipo y yo estaremos recorriendo departamento por departamento, realizando entregas de obras de infraestructura social o iniciando otras, encuentros de Más Familias en Acción, grados de Jóvenes en Acción, Ferias de Servicio al Ciudadano en los proyectos de vivienda gratuita, Mercados Campesinos en las plazas principales, llevando Prosperidad Social a cada rincón de nuestro País.

Los invito a estar atentos a este recorrido y a acompañarnos en una aventura que no será fácil, que implicará robarle incluso más tiempo a la familia y a los amigos, pero que estoy segura va a ayudarnos en esta labor tan linda que realizamos día a día y en la que construimos paz por donde quiera que vamos.

A partir de hoy, llevaremos un diario de este recorrido por el país. Invito a que me acompañen en las redes de Prosperidad Social, las mías, en #100Días500Hechos y allí podrán ver las experiencias de más colombianos, que por ellos trabajamos.

Like what you read? Give Tatyana Orozco a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.