Los Primeros 6 Días

Estos primeros 6 días han sido una locura… Arranqué la jornada con la que nos comprometimos: en 100 días, realizar 500 hechos de Prosperidad Social.

Día 1: Nos fuimos para el Huila. Teníamos el reto de realizar 6 hechos en 3 municipios y lo cumplimos. Terminamos en la oscuridad en un coliseo donde entregamos algunas donaciones a las familias de los proyectos de vivienda gratuita en Neiva, pero ver sus caras hizo que valiera la pena. Todavía me estoy comiendo la cantidad de achiras que nos regalaron y me quedó café como para 6 meses. No tengo sino agradecimientos infinitos con el Gobernador Carlos Julio Gonzalez, quien no se me despegó ni un segundo.

Día 2: Tenía planeado llegar personalmente a 3 municipios de Boyacá, pero el clima no me lo permitió. Afortunadamente teníamos plan B y nos dividimos entre Juan, nuestro Subdirector, y yo, y pudimos cubrir todos los hechos que habíamos planeado. Me encantó además que varios alcaldes de Boyacá, sabiendo que estábamos en Cucaita, se desplazaron hasta allá y así aprovechamos más el tiempo y tuvimos reuniones uno a uno revisando las prioridades que, en general, todas estuvieron alrededor de mejoramientos de vivienda, necesidad de libretas militares para hombres que no han podido conseguir trabajo por la falta de este documento, y sustento a adultos mayores. Lo que más me gustó de Sora fue su iglesia y el calor de su gente a pesar del frío.

Día 3: Nemesio Roys, nuestro otro Subdirector, tuvo la oportunidad de continuar en Boyacá y estar en Moniquirá, Otanche y San Pablo de Borbur. Fue maravillosa la asistencia de las madres líderes a la Asamblea de Más Familias en Acción y recibir sus mensajes. También ese día entregamos una planta procesadora de cacao, lo cual me encanta, porque es la verdadera forma para que estos campesinos boyacenses puedan producir y sacar adelante a sus familias. Solo #AsíSuperamosPobreza

Día 4: Pasamos al tercer departamento, en esta gira por toda Colombia. Esta vez le tocó el turno a Norte de Santander, donde su Gobernador William me esperaba desde muy temprano el domingo. Ese día, después de tratar de aterrizar más de 8 veces en Silos y en Mutiscua, no pudimos hacerlo. La brisa estaba muy fuerte. Incluso confieso que es de las pocas veces que me ha dado miedo estar en un helicóptero, así que por precaución nos dirigimos nuevamente a Cúcuta. Como nos sobraba tiempo, pues el evento en Villa del Rosario no era sino hasta las 4pm, nos fuimos a almorzar al Restaurante Ank… simplemente espectacular!! Después hicimos un recorrido por varios sectores de Cúcuta viendo cómo avanzan las obras que tenemos allá, entre esos el Paseo Roji-Negro (al que no hice sino llamar Roji-Blanco pensando en mi Junior!!) y la cancha de fútbol, que parece estadio, en el barrio Chapinero y pude comprobar que la gente está feliz, pues la vida les está cambiando. Finalizamos la tarde inaugurando un patinódromo donde la mayoría de los niños apenas tienen 15 días de tener patines, pues claro, es el primer escenario deportivo que tiene este barrio de Villa del Rosario.

Día 5: La felicidad del día anterior fue eclipsada por una noticia que recibí poco antes de las 6pm el domingo. Mi gran amigo Fernando Arteta, quien fue como un hermano mayor, había fallecido en Barranquilla. El golpe fue muy duro, dijeron los médicos. Lo irónico de todo esto es que para nosotros también lo fue. No tuve cabeza para otra cosa que para estar allá, en Barranquilla, con su esposa y sus hijos. Ha sido uno de los dolores más grandes que he sentido y espero pronto poderles hablar un poco de quién fue él para mi. Ese día no pude hacerle seguimiento a las cosas pero hoy me enteré que vamos cumpliendo la meta por encima de lo esperado y que a la fecha llevamos más de 28 eventos en tan solo 5 días. Le agradezco a Nemesio y a Juan haber continuado mi jornada por Norte de Santander, recorriendo Pamplona, Chinácota y Los Patios.

Día 6: Temprano regresé a Bogotá pero ya no alcanzaba a irme para Cúcuta donde seguía la Ruta de la Prosperidad. Sin embargo, me levantaron con una buena noticia. Logramos que 2.300 personas se inscribieran en “Mi Negocio” en Cúcuta el día anterior. A 600 de ellas les cumpliremos su sueño de montar su propio negocio para salir adelante.

Se acaba el día y después de realizar un balance de la jornada hasta ahora, solo tengo palabras de agradecimiento con todo el equipo de Prosperidad Social que se lanzó en esta aventura conmigo y con cada una de las personas que se nos han cruzado en el camino en cada hecho de Prosperidad.