¿Cómo ayudar a empoderar a otras mujeres? Srita Confeti presenta: “Aprendizajes del Correo de Magia y 1 año de trabajo”

Se dice fácil, pero bien dicen: “Si fuera sencillo, todo mundo lo haría”.

Ayudar a las mujeres mexicanas en situación vulnerable siempre ha sido algo que mueve mi mente y alma, al iniciar este proyecto creo que no tenía un panorama tan abierto de qué implicaba esta situación. Ya había trabajado durante años con niñas, adolescentes y mujeres, pero no había creado algo tan tangible y directo para erradicar la falta de autoestima.

Creo que todo sonaba tan bonito al subir frases motivacionales, dar charlas y cursos, ¿qué tan complejo podía ser si ya llevaba 10 años haciendo esto?

No me mal interprenten, mis 10 años de experiencia han sido en campo, dentro de organizaciones de asistencia para la mujer en abandono y embarazada, conferencias a mujeres en situación de violencia, campañas de preevención, conferencias sobre empoderamiento femenino en diversas partes del mundo, haber co-fundado una OSC para brindar educación a mujeres, entre otras cosas. Tenía/tengo el background, por eso me aventé a hacer esto.

No ha sido fácil por una sola razón: un GRAN porcentaje de las mujeres mexicanas solo quieren que se les brinde apoyo fácil, pero no quieren esforzarse o hacer algo a cambio por recibir ese apoyo. Lo quieren gratis y si tienen que pagar algo, se quejan y te quieren hacer sentir mal sobre “si te dedicas a esto, es TU OBLIGACIÓN brindar de forma gratuita la ayuda”.

Es mas o menos similar a cuando entras a un programa social del gobierno y solo por el hecho de ser mexicana, vivir en pobreza y tener 6 hijos ya eres candidata a que el gobierno te de una tarjeta con 500 pesos POR HIJO para que puedas “sobrevivir”. Esto es asistencialismo puro, lamentablemente yo no estoy nada empática con la idea: tengo un carácter fuerte y el hecho de también ser mujer, no hace que deba de “pasar” por alto o ser alcahueta de darle a la mujer el apoyo que necesita solo porque es mujer.

Yo creo en el trabajo duro, en esforzarse, en soñar y conseguir lo que deseas con pasión, dedicación y ayudando a otros a lograr lo que se propongan. Esa soy yo, una mujer que vivió mil veces la discriminación de los hombres y mujeres solo por no ser 90-60-90, por tener un carácter duro, por no dejarse mangonear y por no ser complaciente con ellos.

(Justo hace unos días vi como uno de mis ex-jefes se llevó a una de mis ex-compañeras de la escuela de viaje, a un festival, dándole la oportunidad de trabajo que yo siempre quise y ¿sabes? no sentí envidia, solo me sentí feliz de ya no estar ahí.)

También creo en que las personas que tenemos las posibilidades, podemos crear o brindar las herramientas necesarias para poder erradicar esta necesidad de subsistir bajo la mano de alguien más. Creo que tenemos la responsabilidad como humanos y sociedad de dar, un poco de lo extra que tenemos, para mejorar la condición de los demás.

Y no me juzgues no sabes mi historia, no sabes por lo que he tenido que pasar ya que una vez alguien me dijo que “por ser blanca y haber tenido acceso a educación” ya soy bastante privilegiada. (ja…ja…ja…)

Ya es casi un año del lanzamiento de Srita. Confeti y tengo algunos aprendizajes que me gustaría compartir.

  1. En febrero lanzamos el “Correo de magia”.

Bueno, me voy máaaaaas atrás. El año pasado lanzamos una encuesta de percepción de autoestima y esa encuesta la contestaron alrededor de 750–800 mujeres.

Se hizo a varios estratos sociales, no solo a las personas con acceso a internet.

No me voy a clavar en las especificaciones de esta encuesta, pero al final del día este es uno de los resultados:

Eso nos ayudaba a justificar gran parte del proyecto, pero también existía la otra incógnita y enojo (enojo de frustración) de cómo puedes ayudar a tantas mujeres, de dónde sacas tantos recursos cuando ninguna aceleradora quiere ayudarte porque no eres una app, fintech o similares.

La solución fue “hay que crear un modelo sostenible en que las mismas mujeres se ayuden unas a las otras” “vamos a formar una comunidad”.

Aventarle la pelota a expertas, dar talleres con alguien al frente y tu tomando nota no es nuestro hit, pero es parte de formar comunidad porque las mismas asistentes pueden nominar a una mujer que crean que está impactando en la sociedad.

Aquí dejamos de lado a “las que siempre van a hablar a todos lados” “a las populares” “a la que no hace nada pero la gente dice que sí” y demás adjuntos.

Volviendo al correo de magia. Es una especie de “amiga secreta”. Llenas un formato con tus datos e incluye un apartado donde tu escribes que deseas recibir (un consejo, motivación, palabras de aliento para algo, etc). En realidad tu pides lo que quieras y la otra persona tiene que aconsejarte lo mejor que pueda.

Se hizo una convocatoria (que yo pensé que no iba a llenar), en menos de 20 horas se llenó el cupo que abrimos para esta primera etapa y seleccionamos a las personas que creíamos podían ayudarse mutuamente, revisamos cada perfil e hicimos los arreglos para que se entregaran un regalo en cierto tiempo específico.

Cabe mencionar que Srita. Confeti no pidió ninguna cuota de recuperación de nada, ningún cobro y no estipuló ninguna cantidad para el regalo.

¿Cómo resultó? Mejor de lo que esperaba.

Yo sabía que iba a existir una que otra que no iba a mandar su carta, me queda claro que hay mil factores que te hacen no cumplir con ello, pero el correo de magia representa el compromiso contigo y con alguien más, tu INTEGRIDAD como persona y que lástima no fallarle a alguien más, si no a ti misma.

Las cartas que no fueron enviadas, el equipo de Srita. Confeti se hizo cargo de enviarlas: el equipo dedicó horas haciendo cartas a mano, crafts y artes manuales súper hermosas. (Yo hice un libro y unas tarjetas de cómo superar el engaño de una ex-pareja)

Se enviaron un total de 100 cartas en esta dinámica y la catalogamos como: EXITOSA.

La pregunta principal es: ¿Cómo podemos ayudar a que otras mujeres cumplan sus sueños? Ayudándonos unas a las otras. Donando nuestro tiempo e inspirando un poco a quién lo necesite. No necesitamos tanto para impactar, necesitamos disposición y gratitud para empezar a lograr un cambio.

El próximo correo de magia sale el 20 de marzo. Tendremos solamente 100 espacios y esta vez abriremos el correo mágico para México, Colombia y Argentina.

2. Innovación social enfocada a comunidad quiere decir que toma tiempo hacer sostenible este proyecto.

La gente se pregunta: “¿pero cómo le haces para tener dinero?”

No fue fácil, porque comparto la ideología en que la educación y las oportunidades no deben de ser costosas ni gratis, pero si accesibles.

Creamos pilares de contenido y entre todo el contenido que creamos a diario (que es demasiado), tenemos los #RetosMágicos.

Cada mes, lanzamos un reto que te hace trabajar algún aspecto personal o profesional. Cada día subimos un nuevo reto y eso hace que la gente visite nuestras redes sociales todos los días y de 3 a 6 veces al día por la diversidad de contenido.

Creamos los retos el año pasado y marzo es cuando podemos empezar a ver un revenue de esta actividad.

Creamos el kit mágico de libretas de Srita. Confeti

Este kit es tu espacio para crear magia con cada reto que lanzamos. Algunos de los retos involucran “bullet journaling”, método que creemos es demasiado útil para crear una mejor introspección y resultados.

Los retos a partir de marzo, serán creados en la libreta morada que lleva por nombre “Mujer mágica”. No es obligatorio comprarla, pero si lo haces, aportas a que apoyemos a que más mujeres tengan herramientas para valorarse, amarse y cumplir sus sueños.

A veces caemos en lo obvio y creemos que la tecnología solo funciona para crear apps o sitios web, pero la tecnología para nosotras ha representado un espacio seguro para poder acercarnos con mujeres de todo el continente, trabajar juntas y crear magia.

3. La academia de magia inicia el 4 de marzo

Estuvimos organizando eventos que se llaman “Círculos de magia” y al principio los organizaba yo, con mi dinero, nada barato porque NINGÚN cowork o espacio en la ciudad de México quiere donar su espacio y te cobran las perlas de la virgen por estar 3 horas con una comunidad de mujeres que totalmente es potenciable para adquirir sus servicios, pero no voy a culpar a nadie de la poca visión.

Estuvimos rediseñando estos eventos y se nos vino a la cabeza la idea de crear un espacio offline y online para capacitación profesional y personal, accesible e inclusiva.

El 90% de las iniciativas de emprendimiento en México tienen un costo por ser parte de y recibir educación. Yo entiendo que su conocimiento vale mucho, pero se me hace un robo pagar 30 mil pesos por taller para no tener casos de éxito. ¿Dónde están? ¿Por qué las alumnas de sus fotos todas son de piel blanca y de bolsas de más de 15 mil pesos de costo? Ese sector de la población no es el que moviliza la economía en México, ¡es la clase media y baja! Es por eso que creamos “La academia de magia”.

Son un rediseño de los eventos que hacíamos pero tienen el extra de contar con un taller extra para trabajar aspectos personales que te impiden avanzar de forma profesional.

Los talleres se hacen con el material que iremos sacando poco a poco, ya conocen el primero: el kit mágico. La idea es solamente cobrar el material de trabajo que no cuesta 2 pesos.

Así es como nosotras creemos que deben de brindarse oportunidades a cualquier mujer que las quiera obtener.

La academia de magia pronto va a anunciar todo elplan de estudios que podrá ser tomado en línea y presencial en diferentes ciudades, al mismo tiempo, si identificamos algún proyecto potencial que necesite apoyo, totalmente brindaremos la ayuda necesaria para que tenga las herramientas para alcanzar su máximo potencial.

Esto es algo de lo hacemos en Srita. Confeti, ayudar a mejorar la calidad de vida de la mujer latinoamericana.

Si quieres ser parte de esta hermosa comunidad, te invitamos a que nos des follow en instagram o nos mandes un correo a comunidad@lomejordemidia.org

Liza/CEO de The Crystal Effect