Cuando el dolor te oprima el pecho
Cuando el nudo en la garganta te impida tragar
Cuando sientas el estómago arrugado como una bola de papel
Cuando no puedas parar las lágrimas que brotan de tus ojos
Cuando sientas que la angustia te consume
Cuando cada injusticia
cada dolor ajeno
cada vida robada
la sientas cerca
Cuando el grito salga de tus pulmones
si el nudo en la garganta permite que salga por tu boca
o si la única salida que tiene son tus poros
Ese día, compañero
Ese día, compañera
No vas a estar solo.
No vas a estar sola 
Nunca más

Like what you read? Give Historias Cruzadas a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.