Tomy’s FAQs

En octubre de 2015, entre huevos voladores y harina mojada con llovizna, me recibía de Diseñador Industrial en la Facu de Arquitectura y Diseño de la UNC.

En agosto de 2016, entre muchos papeles a presentar y ropa formal ajustada, me entregaban el título. Ya era Diseñador con chapa.

En enero de 2017 decidía cambiar el foco de mi carrera, de pasar de diseñar solo productos físicos, a diseñar también productos digitales. Pero mientras tomaba una decisión tan importante, tuve que responderme a mí mismo algunas preguntas, que también podrían estar interesados en conocer.


Tomy’s FAQs

¿Porque cambiar de diseño de productos físicos, a diseño de productos digitales?

Bueno, en realidad no creo que cambie una cosa por otra, si no que considero sumarlas y complementar ambas. De todos modos, la iniciativa nace de ver cómo se desarrolla la innovación en el mundo contemporáneo: Podes gastar cientos de millones de dólares diseñando un nuevo vehículo autónomo de uso compartido, o podes diseñar un servicio como Uber. En el primer caso se necesitan años de desarrollo, inversiones costosísimas, uso masivo de recursos naturales… y en el segundo alcanza con pensar en la experiencia que quieren las personas, en la tecnología que ya tienen en los bolsillos, y en los cambios culturales y económicos de las sociedades, y conectar esos puntos. Lo que quiero decir, es que una gran parte de la innovación de esta era pasa por la forma en que creamos experiencias eficientes y memorables, basados en las inmensas posibilidades del software como plataforma. Si allí es donde se gesta la innovación de nuestra generación, yo quiero estar ahí.

Además, hay que decir que las fronteras entre el diseño de productos físicos, digitales y servicios es cada vez más difícil de identificar. ¿Acaso el iPod hubiese sido tan exitoso sin iTunes? ¿El iPhone hubiese sido lo que es sin el App Store? O más recientemente, Alexa, la asistente virtual de Amazon, ¿funcionaría igual sin el Echo? Yo creo que no. Y creo que una experiencia exitosa que solucione problemas y satisfaga necesidades, va a diseñarse pensando desde los 3 campos en común.

¿Y que hiciste para adaptar tu proceso de diseño de productos físicos a productos digitales?

Creo que los procesos de diseño de productos físicos y digitales son muy parecidos, si no idénticos. Si tuviese que citar la mayor diferencia diría que el diseño de UX y UI es mucho más iterativo, con el usuario como foco de toda decisión y regido fuertemente por los principios del DCU. Pero en realidad, identifiqué que sobre todo era necesario adaptar metodologías herramientas, por sobre el proceso en sí, así que puse manos a la obra:

- Cursé y aprobé la carrera de diseño de UX e interfaces de Platzi.

- Aprendí a usar InVision para prototipos y visualización realista de mis diseños.

- Aprendí Sketch, y también Adobe XD. Y también algo de After Effects para agregarle un poquito de motion al tema.

- Estoy haciendo el curso de Diseño Web de Acamica, donde aprendí lo básico de HTML, CSS y ya estoy viendo los primeros conceptos de JavaScript.

- Soy miembro de Interaction Foundation, y estoy terminando el curso de UX from Scratch.

- Orienté mi práctica profesional al diseño de productos digitales, sumando dos proyectos de diseño de apps a mi portfolio, y actualmente diseñando una Landing para una empresa de Estados Unidos, como consultor externo de diseño.

- Ah, y leí muchísimos artículos de Medium, vi innumerables videos de YouTube, y más recientemente, escuchando muchos Podcasts sobre UX.

Muy bien, ahora, viniendo desde el diseño de productos físicos, ¿que crees que podes aportar a un equipo de diseño de UX y UI?

Antes que nada, hay que decir que los diseñadores industriales tenemos una larga historia trabajando en los mismos problemas con los cuales los profesionales de UX luchan hoy, y muchos de los métodos tradicionales empleados en el diseño de productos físicos, inspiraron métodos en el campo del diseño de UX y su enfoque en el mundo digital.

Hay muchísimas superposiciones entre la práctica del diseño industrial y el diseño de UX. A nivel general, se pueden identificar 3:

- Resolución de problemas: La aplicación de metodologías de resolución de problemas a través del diseño fue popularizada por la firma de diseño industrial IDEO hace unos cuantos años. Como Diseñador Industrial, estoy acostumbrado a solucionar problemas desde el diseño. Puede que los objetos sean diferentes, pero el proceso es muy similar al de diseño de UX.

- Enfoque en el uso: Al igual que los profesionales UX, los diseñadores industriales somos entrenados para la usabilidad, y también nos aproximamos a un problema primero identificando las necesidades del usuario a través de investigación. También usamos métodos de investigación donde analizamos factores culturales, sociales y económicos que afectan a los usuarios, y también testeamos principios de usabilidad!

- Orientación hacia productos: Los diseñadores industriales tenemos una mentalidad orientada a resolver problemas mediante la creación de un producto. Eso quiere decir que buscamos diseñar algo que va a tener un valor comercial tanto para el usuario-consumidor como para el negocio que lo provee. Es este intercambio de valor el que justifica poner un producto en el mercado y mantenerlo ahí. Los diseñadores de UX exitosos también creen que solo a través de un intercambio de valor claro se puede crear compromiso sustentable con el cliente.

En definitiva, como mencioné antes, hace tiempo hay productos físicos que combinan aspectos digitales. Desafortunadamente, la práctica común es diseñar cada aspecto por separado. Pero cuando una empresa tan exitosa como Apple pone ambos procesos de diseño bajo el mismo paraguas, es una señal de la importancia comercial para que exista una sinergia entre estas dos disciplinas de diseño — Y es esto es algo que solo crecerá -.

Para terminar, creo que tengo muchísimo para aportar a un equipo de diseño de UX y UI. Pero más allá de los procesos, las metodologías y las herramientas, es mi pasión por estos campos del diseño lo que me mueve desde adentro, y si voy a hacer algún aporte al mundo, quiero que sea por ahí.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.