Afeitado Clásico : Ardides pt.1

Aquí y en China el que alguien te quiera vender algo barato a un sobreprecio se le llama fraude, alguien dirá que es ley de oferta y demanda y que si la persona te lo sabe vender, no es su culpa. Y en cierto sentido, tiene razón ya que a veces por flojera de informarnos, nos pasan este tipo de cosas.

El que quiero tratar hoy es acerca de una marca que se llama Vikingsblade, es una marca australiana que nos cuenta una historia hermosa y heroica acerca de como un Hombre ( si, así en mayúsculas) fundó una empresa que diseña y fabrica rastrillos de doble hoja de alta calidad y los vende al mundo para compartir toda su hombría. Su sitio de internet está muy bien realizado y en las descripciones encuentras mucho la palabra Hombre.

Hasta que ves los rastrillos y te das cuenta de que los has visto en otro lado.

Los rastrillos se llaman Chieftain y Godfather ( literalmente el Jefe y el Padrino??? ) y tienen 100% Pure Raw Manliness…

Sólo que si buscas el AliExpress los mismos cuestan mucho menos…

Claro que no tienen nombres tribales, ni estuches de lujo de cartón, ni 100% Raw Manliness…

El dueño ha sido acusado en varias ocasiones de esto y su respuesta cínica es que como sus diseños son tan buenos obviamente han sido copiados en otros países con materiales de menor calidad. Claro, eso debe ser…

Lo peor de todo es que existen defensores de la marca que aseguran que la calidad es diferente y que están muy contentos con su compra. Claro, a nadie le gusta que le digan que lo engañaron…

Así que, mucho ojo con marcas cargadas de testosterona o de imágenes vintage, que la gran mayoría son empresas nuevas que buscan aprovecharse del cliente.