El fraude del rastrillo Yuma pt. 1 — Antecedentes

Casi todo el que ingresa al mundo del afeitado clásico conoce el famoso Merkur 41 o 1904 o su versión de peine cerrado conocido como 42C o 1904/1906. Su característica principal es su mango hexagonal estilo Art Deco. Según los fabricantes, este rastrillo lleva el número 1904 en homenaje al año en que King C. Gillette patentó su rastrillo de doble filo. Aunque cabe mencionar que ni el diseño de la patente ni el primer rastrillo que Gillette vendió, se parecen al diseño del mango característico.

Patente de la invención de King C. Gillette fechada en 1904
Uno de los primeros modelos que vendió Gillette en 1905

Y esto es porque el diseño pertenece a otra era, en específico al periodo entre 1920 y 1930 llamado Art Deco. Y el diseño de este tipo de mangos en rastrillos se popularizó en Alemania, principalmente en la región de Solingen. Podemos ver el mismo diseño en un rastrillo de la marca Best, rastrillo alemán fabricado en la región de Stuttgart alrededor de 1934.

Después de la Primera Guerra Mundial y durante el periodo de recuperación alemana surgieron múltiples marcas, algunas ya desaparecidas, que copiaron este diseño y que se les conoce conoce sólo con el genérico “Solingen Razors”. Algunos buenos y algunos malos, fabricados en Kriegsmetall que era una aleación de Zinc parecida al Zamak, y de precios variables. Otros como la marca EMIR fabricado por Karls Engels hicieron sus propias variantes, quedando unos modelos que destacan por su originalidad y obviamente excelente manufactura.

Rastrillo EMIR

Esto hizo que durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de los soldados alemanes cargaran en su equipaje uno de estos rastrillos ya que al parecer el Gobierno Nacionalsocialsta no proveía de rastrillos ni equipos de afeitado, sino simplemente les proveía el jabón de afeitar.

Jabón para afeitar proveído por el Gobierno Nacionalsocialista a sus soldados

Por esto, cada soldado independientemente del grupo armado al que perteneciera, tuvo que comprar su propio rastrillo por si mismo, y gran parte de la oferta eran este tipo de rastrillos entre los clásicos de Baquelita y otros metales.

Para conocer más sobre el tema, este blog contiene mucha información acerca del mismo.