¿amor?

Ayer le dije a mi negrita que la amaba y de inmediato me pidió razones, argumentos. En ese momento entendí que ella no me ama porque no sabe justificarlo y que esa es la diferencia que entre ambos, la que siempre ha existido y, muy probablemente, la que nos separé en el ocaso de esta relación. Ella es el prospecto de la razón y yo he hecho de mi vida una apología a perderla… A ella y a la razón.

El amor se siente, no se argumenta; en algunos casos se demuestra con hechos, en otros sólo hay que creer que está ahí aunque parezca haberse ido o nunca haber llegado. El amor es una pendejada vital de esas que tanto te gustan, que no necesitan ser respaldadas, sólo dicen y ya, correctas o no.

Like what you read? Give Ramone a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.