Cosas sobre cosas

La sociedad necesita que se hable de unas cuantas cosas sobre algunas cosas. Eso es así y todos estamos de acuerdo. Pues bien, me haré cargo yo del tema este.

La verdad, no me apetece nada esta nueva responsabilidad que adquiero, pero me he visto obligado por la situación. La sociedad (y los cinco followers que actualmente tengo en Twitter) indirectamente me ha obligado a hacerlo, es lo que todos estabais esperando de mí y yo asumo este reto con orgullo y pereza a partes iguales.

Sé que mucha gente piensa que no está bien ni es moral hablar sobre cosas, que las cosas no se pueden ir hablando por ahí como si sólo fueran cosas (o cositas, como lo llaman algunos). A esa gente lo que le puedo decir es que, si bien es cierto que algunas personas ciertamente desagradables han estado hablando sobre cosas (Hitler sin ir más lejos, hablaba muchísimas cosas sobre un montón de cosas), hay otras personas que si son ciertamente agradables y que también hablaban sobre cosas, como Gandhi (aunque hablaba de menos cosas que Hitler) o Martin Luter King (aunque hablaba mas de cosas de negros que de otra cosa).

Me he explicado ¿no?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated True Truhan’s story.