Las nuevas tendencias de la comunicación interna

Foto del Great Place to Work

La comunicación interna son todas las actividades que desarrollan dentro de la empresa como forma para establecer una buena relación entre empleados y crear un buen clima empresarial. Con la tranformación del contexto de trabajo y las nuevas herramienas que van surgiendo, la comunicación interna va también evolucionando. La empresa hace uso de todas las herramientas que están a su alcance para mejorar la comunicación entre su cliente interno y crear, de alguna manera, una vinculación entre el trabajador y la marca, que se identifiquen, motivarles… Ha habido un cambio en la empresa: de ser los trabajadores que se nutrían del prestigio de esta, a que el prestigio venga de ellos. Por lo tanto, se necesita que estén motivados, atraerles y conseguir que se queden en la organización.

Foto de marketingdirecto.com

Hemos visto ya en este blog cuáles serían buenas herramientas 2.0 que la empresa podría utilizar para tener una buena comunicación interna. Sin embargo, las herramientas que se usan no son solo las 2.0 que han aparecido más recientemente, sino también muchas otras fuera de la red. Ha habido un cambio social y la empresa no puede quedarse fuera de la evolución porque quedaría obsoleta. La comunicación interna va evolucionando y sumándose a los nuevos descubrimientos, aprovechándolos en sus relaciones internas. Alberto Andreu, profesor de Universidad de Navarra, afirma en su blog que “la comunicación interna en la empresa está avanzando lentamente y aun tiene un enorme potencial de mejora”. Es decir, se ha ido sumando a los nuevos avances pero aun tiene que seguir así.

Uno de los cambios importantes que ha habido en los últimos tiempos en las empresas ha sido la movilidad. Las empresas han pasado de ser empresas locales a que ya no tengan muros o fronteras. Tienen un mercado mucho más amplio gracias a internet, donde a través de él pueden conectar con el mundo entero. Se ha producido una globalización en todos los niveles de la sociedad que también ha afectado a ls organizaciones. Debemos pensar en la empresa también a un nivel global y debemos comunicar dentro de la empresa de forma integral a toda su clientela interna.

Con el s. XXI, Internet y todos los avances tecnológicos aparece la inmediatez. Lo que ocurrió en París el pasado 13 de noviembre, se conocía ya un minuto después en Madrid y en cualquier parte del mundo. Hay una flujo de infomación continuo e inmediato, y la información que antes tardaba mucho en llegar, ahora puede estar en la otra parte del mundo en cuestión de segundos. La empresa tiene que hacer uso de esa inmediatez; vivimos en una sociedad en la que las cosas se hacen casi en el momento. Y tardar unos minutos cuando puedes tardar segundos, es tardar mucho.

Foto de Guernik

Cada vez es más difícil establecer los límites de la comunicación interna y externa de la empresa. Si no hay límites físicos en las empresas, no tiene que haber límites en su comunicación. En muchos casos los clientes, que serían público externo, se convierte en público interno. Por ello, se necesita una planificación estratégica de la comunicación, tanto a nivel online como offline.

Hay varios modelos en la comunicación interna: unidireccional, de información pública, asimétrico bidireccional y multidireccional horizontal. La empresa debe intentar cada vez más aplicar un modelo horizontal, en el que se produzca una “descentralización” del poder para permitir que los empleados sean participantes activos de las decisiones y acciones que afecten a la organización. Es decir, adoptar modelos de comunicación que permitan a los empleados sentirse parte de la organización y poder tomar decisiones que afecten a esta, de manera que sean activos en ella y darles voz para participar.

Foto de CreceNegocios

El empleado puede ser un embajador de la marca, por lo que es muy importante tenerlo siempre en cuenta. Una forma de conocer sus opiniones es creando un focus group con representantes de todos los estamentos de la empresa. Esto te permitirá conocer las diferentes opiniones y sensaciones de tu público interno y poder mejorar. En este post puedes obtener más información sobre cómo crear un focus group y tomar ventaja de él.

Para que empresa y trabajador caminen de la mano, esta primera necesita también ser más flexible con sus empleados, creando un buen clima y una buena relación. También a las formas de comunicación se les da una mayor flexibilidad. Los comunicados de la empresa a los trabajadores tienden a ser menos formales. Se utilizan más herramientas como el vídeo para comunicar a los empleados, con menos formalismos que otras como el email, y que permiten un mayor acercamiento al trabajador, que ve a la persona que le habla e incluso puede interactuar con ella, contestando al vídeo en el momento. Se pueden utilizar también intranets para comunicar entre empleados… Se integra el visual thinking dentro de la empresa, es decir, hoy en día se piensa en visual y se intenta que los comunicados sean visuales para hacerlos así más atractivos a los empleados.

Cada vez hay un menos apego al entorno físico y horarios y también en este aspecto cada vez hay una mayor flexibilización. Las empresas dan a los trabajadores una mayor flexibilización en sus horarios para que puedan sentirse más agusto en ella. Y también en el medio físico. Hoy en día, gracias a los ordenadores e internet, muchas veces los empleados pueden trabajar desde otro lugar que no sea la oficina. Aunque también es necesario tener unas directrices básicas con horarios para los correos, preferencias, filtros…

La creatividad aporta también a la empresa una serie de ventajas a la hora de comunicar. Como podemos ver en este artículo de Dircom por Sara Fernández Arnáez, debemos buscar en nuestro mensaje la creatividad, es decir, que se diferencie, par que no sea otro mensaje más que reciba el empleado. Esta creatividad tiene que ser tanto a nivel formal como material, que no es solo para hacer más atractivo el mensaje, sino también más fácil de recordar.

Por último, otra de las tendencias de la comunicación interna es el uso de la gamificación, del juego, para conseguir grandes resultados dentro de la empresa. Mónica Martínez explica claramente en prnoticias cómo a través de las dinámicas y mecánicas del juego se puede conseguir una mejor experiencia y una mayor fidelización del empleado en la empresa. Un ejemplo que nos explica María Cobos sería el de Siemens (que vemos más abajo), que creó un juego online en el que se podía simular ser el director y así conocer toos los procesos y conseguir los máximos indicadores de calidad y seguridad.

Como vemos, la comunicación interna ha ido evolucionando y seguirá evolucionando. Una buena comunicación en la empresa y un buen clima de trabajo son necesarios para el buen funcionamiento de ella. Al final, estos afectan en su propia imagen y reputación, por lo que son también otra “herramienta” de la empresa para su buen funcionamiento y su éxito. Pero una herramienta fundamental, ya que el empleado es el que desarrolla la marca, el que la representa, el que, al fin y al cabo, ayuda a su éxito o fracaso. Debemos entender la comunicación inerna como una conversación entre los empleados de la empresa y una forma de relación, creando una comunidad que convive y se conoce. “Lo más importande de la comunicación es escuchar lo que no se dice”, comienza con esta frase de Peter Drucker su blog Lelia Zapata.