¿Quién fue Josefa Marmanillo?

. Imagen popular sobre la pionera turronera. Fuente: Internet

La tradición del turrón de Doña Pepa lleva hasta ahora más de trescientos años, señalando a Josefa Marmanillo como la creadora de tan suculento postre, sin embargo, no existen registros bibliográficos anteriores que validen su existencia. De tal modo que doña Josefa es un mito transmitido de generación en generación.

Según se cuenta, Josefa Marmanillo, a quien se le conocía como “Doña Pepa”, fue una negra esclava en la época colonial proveniente del valle de Cañete, que padecía de cierto tipo de parálisis en los brazos por lo que le imposibilitaba moverlos. Gracias a la libertad otorgada por sus dueños, ella viajó hasta Lima para encomendarse al entonces “Santo de Pachacamilla” que por esa entonces ya contaba con la fama de milagroso.

Se dice que al encomendarse con mucha fe a la imagen, ésta le sonrió, sus brazos se curaron, y en agradecimiento, utilizando su habilidad en la cocina, creó este dulce en su honor. Costumbre que pasó de generación en generación en su familia y en el resto de Lima.

En otra versión, se dice que ella fue la ganadora de un concurso realizado por el virrey de la época quien convocó a los mejores cocineros del virreinato a preparar el mejor y más agradable dulce.

Como se mencionó anteriormente, si bien no se ha encontrado registro de la existencia de Josefa y de su autoría en la concepción del turrón, ya que también se le atribuye a otra creadora con la misma condición de negra y esclava; sin embargo, es Josefa Marmanillo quien destaca en todas las tradiciones orales desde muy temprano en el siglo XX, lo cual se ha mantenido hasta nuestros días.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.