Declaración del secretario de Estado, Rex Tillerson, sobre ataque con armas químicas en Siria

4 de abril de 2017

Estados Unidos condena rotundamente el ataque con armas químicas en la provincia Idlib. Esta es la tercera acusación por el uso de tales armas, solamente en el mes pasado. Se informa que hay docenas de fallecidos, incluso niños. Mientras seguimos evaluando esta terrible situación, queda claro que esta es la manera en que Bashar al-Assad opera: con una barbarie brutal e inescrupulosa. Aquellos que lo defienden y apoyan, entre ellos Rusia e Irán, no deberían hacerse ilusiones acerca de al-Assad ni sus intenciones. Quien sea que utilice armas químicas para atacar a su propio pueblo muestra una indiferencia fundamental hacia la decencia humana y debe ser responsabilizado por ello.

También queda claro que este horrible conflicto, ya en su séptimo año, demanda un cese al fuego genuino y los que apoyan a los combatientes armados en la región deberían hacerlo cumplir. Hacemos un llamado a Rusia e Irán nuevamente para que utilicen su influencia sobre el régimen sirio a fin de garantizar que este tipo de ataques horrendos no vuelvan a suceder nunca más. Como los auto-proclamados garantes del cese al fuego negociado en Astana, Rusia e Irán también tienen una enorme responsabilidad moral por estas muertes.

Publicado originalmente en inglés en https://www.state.gov/secretary/remarks/2017/04/269460.htm