Declaración sobre el plan para reducir la violencia en zonas de Siria, anunciado por Rusia, Turquía e Irán

DECLARACIÓN DE HEATHER NAUERT, PORTAVOZ

4 de mayo de 2017.

Rusia, Turquía e Irán, en la conferencia de Astana, anunciaron hoy un acuerdo respecto al esfuerzo para reducir la violencia en ciertas áreas de Siria. Estados Unidos estuvo representado en la conferencia de Astana por el Subsecretario Interino, Stuart Jones. No fuimos participantes directos en las negociaciones y no somos, hasta el momento, parte del acuerdo.

Estados Unidos apoya cualquier esfuerzo que pueda disminuir genuinamente la violencia en Siria, asegurar acceso humanitario sin trabas, enfocar los esfuerzos en derrotar al Estado Islámico y otros terroristas, y crear las condiciones para una resolución política confiable del conflicto.

Apreciamos los esfuerzos de Turquía y de la Federación Rusa para lograr este acuerdo y hemos exhortado a la oposición Siria a participar activamente en las discusiones a pesar de las difíciles condiciones sobre el terreno.

Continuamos preocupados respecto al acuerdo de Astana, incluyendo la participación de Irán como supuesto “garante.” Las actividades de Irán en Siria solamente han contribuido a la violencia, no a detenerla, y el incondicional apoyo de Irán al régimen de Assad ha perpetuado el sufrimiento del común de los sirios.

En vista del fracaso de otros acuerdos en el pasado, tenemos razón de ser cautos. Esperamos que el régimen detenga todos los ataques contra los civiles y las fuerzas opositoras, algo que nunca ha hecho. Esperamos que Rusia asegure el cumplimiento por parte del régimen.

La oposición debe también cumplir sus compromisos, con Turquía como garante, de separarse de grupos designados como terroristas, incluyendo Hay’at Tahrir al-Sham, que continúa tergiversando las aspiraciones legítimas del pueblo sirio respecto a un gobierno representativo y responsable.

Sin embargo, esperamos que este acuerdo pueda contribuir a la reducción de la violencia, terminar con el sufrimiento del pueblo sirio, y echar las bases para una solución política del conflicto. Asimismo esperamos continuar el diálogo con la Federación Rusa respecto a los esfuerzos por terminar razonablemente el conflicto en Siria. Seguimos apoyando decididamente el proceso liderado por la ONU en Ginebra, bajo la dirección de Staffan de Mistura, como el eje central de los esfuerzos internacionales para lograr un acuerdo negociado.