Declaración sobre lanzamiento de un misil balístico intercontinental por parte de Corea del Norte

4 de julio de 2017

Estados Unidos condena firmemente el lanzamiento de un misil balístico intercontinental por parte de Corea del Norte. La puesta a prueba de un misil balístico intercontinental representa una nueva escalada de la amenaza a Estados Unidos, nuestros aliados y socios, la región y el mundo.

Para detener una amenaza internacional, se requiere la acción internacional. Cualquier país que acoja a trabajadores norcoreanos, brinde alguna ventaja económica o militar, o no aplique plenamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas está ayudando e incitando a un régimen peligroso. Todos los países deben demostrarle públicamente a Corea del Norte que sus actividades para obtener armas nucleares tienen consecuencias. Nos proponemos llevar la provocación de Corea del Norte al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y adoptar medidas más estrictas para que este país rinda cuentas.

Estados Unidos solo procura la desnuclearización pacífica de la península coreana y el fin de las acciones amenazadoras por parte de Corea del Norte. Como hemos dejado en claro, junto con otros países, nunca aceptaremos una Corea del Norte con armas nucleares.

El presidente y su equipo de seguridad nacional continúan evaluando la situación en estrecha colaboración con nuestros aliados y socios.