Estados Unidos anuncia nuevas sanciones relacionadas a Irán

Declaración de la portavoz Heather Nauert, 18 de julio de 2017

Estados Unidos permanece profundamente consternado por las actividades maliciosas de Irán en todo Medio Oriente, que atentan contra la estabilidad, la seguridad y la prosperidad en la región. Irán sigue apoyando a organizaciones terroristas como Hizbulá, Hamás y la Yihad Islámica Palestina que amenazan a Israel y a la estabilidad en Medio Oriente. Irán ha mantenido su firme apoyo al régimen de Asad, a pesar de las atrocidades perpetradas por Asad contra su propia población. Irán sigue proporcionando a los rebeldes hutíes en Yemen armamento sofisticado que amenaza la libertad de navegación del mar Rojo, ha sido usado para atacar a Arabia Saudita y perpetúa el conflicto en Yemen. A su vez, Irán sigue poniendo a prueba y desarrollando misiles balísticos, y contraviene así abiertamente la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU. El Plan de Acción Integral Conjunto (Joint Comprehensive Plan of Action, JCPOA) indica que los participantes del JCPOA prevén que la “plena implementación de este JCPOA contribuirá de manera positiva a la paz y la seguridad regional e internacional”. Sin embargo, otras actividades perniciosas de Irán están socavando las posibles “contribuciones positivas” a la paz y la seguridad regional e internacional que se esperaba que generara el JCPOA.

En respuesta a estas continuas amenazas iraníes, el Gobierno anunció hoy que ha designado a 18 entidades y personas que dan apoyo al programa de misiles balísticos de Irán y que apoyan las adquisiciones militares de Irán o al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, así como a una organización delictiva transnacional con sede en Irán y personas asociadas a esta. Las medidas de hoy se adoptaron al amparo de la Orden Ejecutiva (Executive Order, E.O.) 13382, emitido contra actores que facilitan la proliferación de armas de destrucción masiva y sus vectores y quienes apoyan esta actividad, así como de la Orden Ejecutiva 13581, dirigido contra las organizaciones delictivas transnacionales.

En particular, el Departamento de Estado de los Estados Unidos designó a dos entidades en virtud de la Orden Ejecutiva 13382 por realizar, o intentar realizar, actividades o transacciones que han contribuido — o supongan un riesgo de contribuir sustancialmente — a la proliferación de armas de destrucción masiva o sus vectores. El Departamento de Estado designó a la Organización de Yihad para la Autosuficiencia de la Fuerza Aeroespacial (Aerospace Force Self Sufficiency Jihad Organization, ASF SSJO) del CGRI, que interviene en investigaciones de misiles balísticos y pruebas de vuelo iraníes. A su vez, el Departamento de Estado designó a la Organización de Yihad para la Investigación y la Autosuficiencia (Research and Self Sufficiency Jihad Organization, RSSJO) del CGRI, responsable de la investigación y el desarrollo en materia de misiles balísticos.

Asimismo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (Office of Foreign Assets Control, OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos designó a siete entidades y cinco personas por intervenir en actividades en apoyo a las adquisiciones militares de Irán o al CGIR, así como a una organización delictiva transnacional de Irán y a tres personas vinculadas con esta. La medida de hoy tiene como destinatarias a tres redes que apoyan la adquisición de materiales militares de Irán o al CGIR a través del desarrollo de vehículos aéreos teledirigidos y equipos militares para el CGIR, la producción y el mantenimiento de embarcaciones rápidas de ataque para la Armada del CGIR, o la adquisición de componentes electrónicos para entidades que apoyan a las fuerzas militares de Irán. La OFAC también designó a dos empresarios iraníes y a entidades asociadas que planificaron el robo de programas de software estadounidenses y occidentales que, en ocasiones, se vendieron al Gobierno de Irán.

El régimen iraní también mantiene detenidos a ciudadanos estadounidenses y otros ciudadanos extranjeros sobre la base de acusaciones falsas relacionados con la seguridad nacional. Instamos a Irán a liberar a los ciudadanos estadounidenses Baquer Namazi, Siamak Namazi y Xiyue Wang, y a todos los demás ciudadanos estadounidenses que estén detenidos injustamente, a fin de que puedan reunirse con sus familias. Estados Unidos manifiesta profunda consternación por la información que sugiere el deterioro del estado de salud de Namazis, Wang y otros ciudadanos estadounidenses detenidos. Irán debería disponer inmediatamente la liberación de todos estos ciudadanos estadounidenses por motivos humanitarios. También ha pasado más de una década desde que Robert Levinson desapareció de la isla de Kish, en Irán. Irán se comprometió a colaborar con Estados Unidos para que Bob regresara a casa, y por ello exhortamos a Irán a cumplir este compromiso. Estados Unidos persiste en su determinación inquebrantable de conseguir que Bob regrese con su familia. La Oficina Federal de Investigaciones (Federal Bureau of Investigation, FBI) ha ofrecido una recompensa de US$ 5 millones a cambio de cualquier información que pueda contribuir a que Bob regrese de manera segura. Pedimos a todos aquellos que tengan información sobre este caso que se contacten con el FBI a través de http://tips.fbi.gov<http://links.govdelivery.com:80/track?type=click&enid=ZWFzPTEmbWFpbGluZ2lkPTIwMTcwNzE4Ljc2MDE4NTkxJm1lc3NhZ2VpZD1NREItUFJELUJVTC0yMDE3MDcxOC43NjAxODU5MSZkYXRhYmFzZWlkPTEwMDEmc2VyaWFsPTE3MTk0MjQ4JmVtYWlsaWQ9cGFodWJzdGFmZkBzdGF0ZS5nb3YmdXNlcmlkPXBhaHVic3RhZmZAc3RhdGUuZ292JmZsPSZleHRyYT1NdWx0aXZhcmlhdGVJZD0mJiY=&&&100&&&http://tips.fbi.gov/#_blank> o enviando un mensaje de correo electrónico al FBI a través de levinsonfbireward@ic.fbi.gov<mailto:levinsonfbireward@ic.fbi.gov>. La información tendrá carácter confidencial y se podrá brindar de manera anónima.

El régimen de Irán tiene nefastos antecedentes en materia de derechos humanos, y esto incluye negar la libertad de religión o credo, así como otros derechos humanos y libertades fundamentales, a las personas en Irán. En particular, la aprehensión y la detención arbitraria de miembros de minorías religiosas o activistas políticos es algo frecuente, al igual que el uso de la tortura y otras formas de abuso durante las detenciones. El 27 de junio, Estados Unidos difundió su informe anual sobre Trata de Personas. En ese informe, se clasifica a Irán como un país de Categoría 3, debido a que no adopta medidas significativas para abordar el problema extendido de la trata de personas ni cumple cabalmente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata de personas y no realiza acciones sustanciales en ese sentido. Irán es lugar de origen, de tránsito y de destino de hombres, mujeres y niños sometidos a trata de personas con fines de explotación sexual y trabajo forzado. Cabe señalar que Irán coacciona a refugiados afganos para que participen en combates en Siria y deporta a aquellos que se niegan a hacerlo, además de apoyar a milicias que combaten en Irak y que han reclutado y usado niños soldados. Estos abusos aberrantes no hacen más que profundizar el conflicto en todo Medio Oriente.

El Gobierno sigue trabajando en una revisión profunda de la política estadounidense con respecto a Irán. Durante esta revisión, Estados Unidos seguirá actuando enérgicamente para contrarrestar las actividades maliciosas de Irán en la región. Mientras se lleve a cabo este análisis, Estados Unidos también seguirá aguardando a que Irán se atenga a los compromisos nucleares asumidos conforme al JCPOA y que el Organismo Internacional de Energía Atómica continúe el seguimiento y la verificación de todos los compromisos nucleares de Irán. Asimismo, Estados Unidos seguirá cumpliendo con sus compromisos conforme al JCPOA. Como resultado de esto, el 17 de julio comunicamos al Congreso estadounidense que Estados Unidos sigue eliminando sanciones conforme a lo exigido para seguir implementando los compromisos estadounidenses de levantamiento de sanciones conforme al JCPOA, y certifica al Congreso que, en función de la información disponible, las condiciones del artículo 135(d)(6) de la Ley de Energía Atómica (Atomic Energy Act, AEA) de 1954, con sus ulteriores reformas, incluida la reforma incorporada por la Ley de Revisión del Acuerdo Nuclear con Irán (Iran Nuclear Agreement Review Act) de 2015 (Ley Pública 114–17), promulgada el 22 de mayo de 2015, se cumplen al 17 de julio de 2017. Destacamos asimismo que la persistencia de las actividades maliciosas de Irán en ámbitos distintos del nuclear frustra las contribuciones positivas a la paz y la seguridad regional e internacional que se suponía que generaría el acuerdo. Estados Unidos seguirá aplicando sanciones para actuar contra aquellos que presten su apoyo al comportamiento desestabilizante de Irán y, por sobre todo, Estados Unidos nunca permitirá que el régimen en Irán adquiera un arma nuclear.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.