Venezuela: El gobierno de Maduro debe poner fin al silenciamiento de voces opositoras

DECLARACIÓN DE MARK TONER, VOCERO EN FUNCIONES, publicada el 10 de abril de 2017.

Estados Unidos observa con profunda consternación las acciones del gobierno venezolano para prohibir que el gobernador del estado de Miranda Henrique Capriles — un destacado miembro de la oposición política venezolana que fue elegido en forma democrática y ha sido anteriormente candidato presidencial — participe en la vida pública del país por 15 años.
 
 Tenemos presente la manifestación pública más multitudinaria de todo el año, que tuvo lugar el sábado, así como las protestas de hoy, y reiteramos los reclamos del pueblo venezolano de que se celebren elecciones sin demora, se respete la Constitución y la Asamblea Nacional, y se ponga en libertad a los presos políticos. Instamos a los manifestantes a expresarse sin apelar a la violencia y pedimos a las fuerzas de seguridad gubernamentales que protejan las protestas pacíficas, y no que las impidan. La libertad de reunión es un derecho humano universal que debe ser respetado por las autoridades venezolanas.
 
 Apoyamos decididamente el consenso en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, que sostiene que es fundamental que el Gobierno de Venezuela asegure el pleno restablecimiento del orden democrático. Exhortamos al presidente Maduro a reconsiderar la decisión de excluir a Capriles y a garantizar que los venezolanos puedan ejercer su derecho a elegir a sus representantes en elecciones libres y justas, de conformidad con lo estipulado en la constitución venezolana y en los instrumentos internacionales, incluida la Carta Democrática Interamericana.

Originalmente publicado en inglés en go.usa.gov/xXGhu