6 meses haciendo Crossfit

El 9 de diciembre de 2016 decidí asistir a la clase de prueba de Crossfit con Sacha, un muy buen amigo argentino. Al terminar el WOD (workout of the day), vuelto mierda, la mayoría de la clase de 7, me contó como fue su primer día y me animaron a volver.

Jamas había hecho ejercicio, de ningún tipo, siempre digo: “Yo pase educación física en el colegio con trabajos escritos”. Todos los que me vieron iniciar en Crossfit no lo podían creer, no los juzgo, yo tampoco lo creía.

Crear el hábito

Después de la primera clase de prueba, decidí pagar un mes en el Box. En mi mente, era la mejor forma de comprometerme con esto, pero sabia que no era suficiente, en el pasado había pagado 6 meses de un gimnasio y solo había ido 2 semanas (sí, yo también he caído en eso).

La mejor forma de crear el habito fue apostar con Winiberto, un gran amigo, que lograría ir a entrenar 4 veces a la semana durante un mes y medio, el que ganará, le pagaría un mes de desayunos al otro. Y ahí me ves la semana siguiente, en clase de Fundamentos tratando de seguir a Felipe, el coach, en toda la clase.

Después de la segunda semana, la gran mayoría de Platzi, asistió a la clase de prueba con dos objetivos, uno, comprobar que si estaba entrenando, y dos, ver que era “eso” que me había hecho pasar, de no hacer absolutamente nada, a entrenar con tanto juicio.

Estilo de vida

En definitiva, hacer ejercicio es de las mejores decisiones que he tomado hasta ahora, de inmediato tuve que mejorar mis hábitos en comida y sueño. Mi calidad de vida mejoró del cielo a la tierra, pasé de pesar 84kgs a 68kgs, de tener problemas de salud, a sentirme más vivo que nunca.

Profesionalmente, he aprendido mucho, no hay nada mejor que salir de tu zona de confort. Cómo líder, entrar a un ambiente en donde no sabes nada, y solo puedes aprender, es una experiencia que te llena de humildad y respeto a los demás. El estrés del día se va después de cada entrenamiento, las mejores ideas, siempre vienen luego de un WOD.

Salir de la zona de confort, no es empezar a hacer lo que la mayoría teme, es salir de tu comodidad para vivir nuevas experiencias, y esto es una tarea periódica, eventualmente, todos terminamos en nuestra zona de confort, creyendo que estamos fuera de ella.

Muchas gracias a Sacha y Daniela, que me animaron a empezar con esto. A LuisFe, Saul y Felipe, los coach que tanta paciencia me han tenido y me han ayudado a avanzar de una manera increíble en estos 6 meses. Al “parche” de la clase de 7, que sin duda es el mejor horario para ir 😉, mención especial a Diego, que no me trolleo los primeros días ^^.

Espero volver a escribir del tema en Agosto 27, el día que por primera vez correré una maratón.

PD: Haciendo deporte he conocido gente que no hubiera conocido de otra forma, y que ahorita considero muy buenos amigos.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.