Hoy fue la primera vez que perdí un vuelo

Primero debo empezar este post con que nunca podré dimensionar lo afortunado que soy por poder haber estado en 2 continentes, 6 países, 15 aeropuertos, y 11 aviones diferentes siendo tan joven. Gracias Dios.

El primer avión en el que volé, fue en Lan (ahora LATAM) el 21 de Abril, para Mejorando.la (Ahora Platzi) Conferencia Medellin. Mi primer vuelo internacional fue a Bolivia, el 21 de Octubre, con Avianca <<siempre que digo Avianca, no puedo evitar decir, Miembro Star Alliance>>. La primera vez que estuve en Estados Unidos fue el 1 de Febrero de 2015, donde viví por 2 meses y medio en Mountain View junto a Freddy, Christian y Karen. La primera vez en Europa fue el pasado 16 de Septiembre de este año, gracias a la UPV, y a María Gimeno.

El día que escribo este post, es la primera vez que pierdo un vuelo… por pendejo, en esta oportunidad con destino a París.

Para no hacer la historia larga, estoy escribiendo este post mientras espero mi segundo vuelo a París, mi estupidez no iba a impedir que cumpliera uno de mis mayores sueños.

Para mí volar es lo mejor que me ha pasado en la vida. La sensación que tengo cuando voy camino al aeropuerto, con ansiedad por la próxima aventura que voy a vivir. Ansiedad por llegar a un lugar nuevo, conocer su historia, gastronomía y cultura; y obviamente sacar muchas fotos en el camino :D

En esta oportunidad, perdí mi vuelo por quedarme dormido en la sala de espera, en mi defensa, eran las 5 de la mañana, y llegue solo 2 minutos después de cerrado el vuelo, pero 2 minutos ya fue suficiente para que no me dejarán pasar.

Me siento un poco mal por haber perdido el vuelo por un fallo tan simple, he estado en peores situaciones en donde definitivamente creí que iba a perder mi vuelo y nunca pasó. Mientras caminaba en la mañana al aeropuerto recordaba cada una de esas veces que estuve por perder un vuelo, y como esta vez era un achievement mas a vuelos que no perdí, pero bueno, hablé muy alto.

Una vez, fui a un vuelo nacional en USA sin mi pasaporte, el pasaporte llegó 10 minutos antes de que el avión despegará, y aun así, pasando filtros de seguridad y corriendo a la puerta de embarque, logré tomar ese vuelo. Otra, casi pierdo una conexión, porque no había lugar en el aeropuerto para que el avión en el que iba, se estacionara.

Sin pensarlo dos veces, le pedi a la chica de Air Europa que me pusiera en el siguiente vuelo, desesperado por pensar que podría salir muy caro, o simplemente no podría volar hoy. Y no solo eso, cuando compras un vuelo ida y vuelta y pierdes el trayecto de ida, casi siempre te cancelan el otro trayecto, esto significaba que podría salir aun mas caro.

La chica me guió al counter de Air Europa donde podía comprar mi boleto, y junto a la señorita que me atendió, muy amable pudo recuperar mi trayecto para volver a España, y luego pudimos encontrar una muy buena oferta que me permitía volar hoy mismo a París y continuar con mis planes.

Luego de una hora de decepción conmigo mismo y pensar cómo pude haber hecho esto, en este momento pienso que esta es la mejor situación en la que pude terminar, worst case scenario, no hubiera podido volar a París.

Siempre hay una primera vez, eventualmente esto iba a pasar, soy de las personas que creen que todo pasa por algo, y la verdad, no me imagino una situación en la que hubiera salido tan bien librado. Al final lo que importa es que en unas horas, estaré en París, cumpliendo uno de mis tantos sueños.

Si quieres ver las fotos que estoy tomando, puedes buscarme en Instagram o 500px como @unmalnick.

Pronto escribiré un post contando un poco sobre mi viaje y todo lo que aprendí, por ahora, ya se como usar las palabras y expresiones: mola, gilipollas, tope, a tomar por culo. Comí una paella, una tortilla de patata, muchas tapas y/o pintxos, jamón, entre otras maravillas de la comida española.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.