Estas ruinas que ves…


Estas ruinas que ves, que van arrastrando un morral lleno de estrellas no vistas, de poemas no leídos, de lágrimas escondidas…

Estas ruinas que ves están vivas, aún respiran a pesar del inevitable paso del tiempo, del polvo, del olvido. Te miman en la memoria, te imaginan en el horizonte y te pierden entre las nubes.

Estas ruinas que ves han desatado tormentas en un vaso, destruido barcos que aún no zarpan, aplastado mariposas inocentes… han construido historias alternas, explicaciones inconexas, disonancias cognitivas.

Estas ruinas que ves te pertenecieron de una forma que jamás lograrás comprender, fueron tuyas hasta la saciedad, se desvanecieron entre tus pestañas, se hicieron sombra ante tu mirada.

Estas ruinas que ves pensaron que estabas enterrado en el limbo del subconsciente, en el negro olvido, en la gris indiferencia, en el rojo del corazón roto…

pero sigues vigente, tu fantasma merodea, tus idioteces permanecen, tus soberbias han sido adoptadas, tus desapariciones, plagiadas.

Estas ruinas que ves no terminan de arruinarse, de desaparecer, de olvidarse, de olvidarte.

Estas ruinas que ves fuimos tú y yo, dos historias inconexas, dos parajes desolados, dos órbitas que terminaron por perderse en el limbo del universo, de ese todo inasible que sólo deja un rastro de dolor, de memorias, de olvidos que, pese a todo, no terminan de irse nunca.

Pc.

Like what you read? Give •εїз• a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.