El gym y el ñam…

Si no me equivoco vi esta pizarra en uno de los bares en Palma de Mallorca.

Tiene mucho sentido, desde mi pinto de vista, está broma. Tiene mucha mas vida que cualquier intento de imponer dietas, rutinas de entrenamiento y no sé qué historias más.

No está nada mal entrenarse, no está nada mal incluso observar cierta dieta pero todo en su debido momento y en su justa medida.

Lo que no está muy cuerdo (cuerdo es de cordis en latín, es decir corazón) es seguir a las modas porque son modas, pasarán sin dejar rastro o, mas bien, dejando un rastro extraño cuando no nefasto.

Sé libre, trata de vivir bien, aprecia la vida, aprecia sus aparentes contradicciones y paradojas. Nada más.

Sé sencillo, elimina complejidades, sé sincero, amoroso, contigo mismo en primer lugar y tira a la basura cualquier palabrería con jerga fisiológica o psicológica.

Huye de cualquier equilibrio y trata de crear algo de armonía, qué no es lo mismo.

La vida es bella. Tal como se nos presenta en cada momento.

almayogavida.com