Foto de Tormod Sandtorv

Orfanato

Por la noche se acercaban a las camas y susurraban palabras de anhelo y esperanza a los niños dormidos. Antes de que despertasen, volvían a ocultarse en los rincones sombríos o en el fondo de armarios mohosos, donde sus hijos no pudiesen verlos.