El estado de la comunicación online en los centros culturales de Valencia

La semana pasada participé en un desayuno con profesionales del mundo de la comunicación para hablar de las instituciones culturales valencianas y su trabajo comunicando en redes sociales. Esta necesaria iniciativa parte del colectivo LaVisible -especializado en gestión y comunicación cultural- para hablar de los resultados de su informe #ConnectaMuseu, que analiza y compara las estrategias de social media de diferentes instituciones culturales. Aunque en el vídeo que sigue podéis ver algunas de las puntos más importantes de todo lo que allí se debatió, me he permitido resumir a continuación mis propias impresiones:

1. La inexistencia de una red común de contacto entre profesionales.

Muchos de responsables de comunicación online de las diferentes instituciones públicas no se conocen entre sí.

Hace falta vertebrar de algún modo el ecosistema para que se produzcan más encuentros e intercambios de ideas que repercutan en la mejora de la práctica de la comunicación online cultural.

2. El gran desnivel entre las instituciones a la hora de enfocar la comunicación online.

Algunas hace tiempo que comprendieron su importancia y la explotan estratégicamente ofreciendo contenido relevante y destinando recursos. Otros centros aun están decidiendo quién tiene que tuitear.

3. La clara heterogeneidad de los perfiles encargados de la comunicación online.

Periodistas, conservadores, gestores culturales, bibliotecarios, becarios… La comunicación online es una cuestión transversal a la institución que representa. Unas veces por falta de recursos y otras por planteamiento estratégico, todo el equipo se implica en estas funciones.

4. La necesidad de reciclaje de los perfiles y el papel de la formación.

La comunicación en redes sociales es una tarea para la que muchos trabajadores de centros públicos no están formados y sin embargo, han asumido con mayor o menor entusiasmo. En centros pequeños, la falta de contrataciones hace que el propio personal del museo deba desdoblar sus obligaciones y encargarse también de la comunicación online. La formación es en estos casos muy necesaria.

5. La importancia de la asignación de recursos económicos cuando se habla de instituciones públicas.

Es sintomático que siempre emerjan quejas acerca de que no se recibe la financiación o los recursos suficientes que permitan desarrollar una buena comunicación online.

6. El valor de apoyar y dar visibilidad a las iniciativas intraemprendedoras.

Pese a todo, siempre surgen nuevas ideas gracias al apasionamiento de quienes trabajan en cultura. Frente a la falta de inversiones de la cosa pública, hay que incentivar a quienes crean dentro de su propia institución nuevos conceptos y proyectos vinculados a la comunicación online.

7. Hay que hacerlo más.

Esto ha sido sólo un primer encuentro que nos ha permitido identificar la necesidad de conversar mucho más. Espero y deseo que LaVisible vea la importancia que su trabajo como agente mediador puede tener en este campo. Gracias a Belén Iranzo, Olga Palomares, Claudia Alfonso y Sandra Sancho por plantar esta semilla.

En el evento participaron:

Carmen Valero, Técnica de Difusión y Promoción, y Nicolás Bugeda, Protocolo y Relaciones Públicas, del Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana.

María José Membrado, del departamento de comunicación de Las Naves.

Paco Cabañés, del departamento de difusión, y Amparo Pons, bibliotecaria, del Museo de Etnología.

Javier Martí, director del Museo de Historia, y Amparo Cardona, del departamento de didáctica y comunicación.

Ana Moure y Juana Camps, subdirectora de comunicación y responsable de redes sociales del IVAM respectivamente.

Ramón Martínez Miñana, jefe de Relaciones Sociales y Protocolo; Estrella Rodríguez, Responsable de Comunicación y Ana Valls e Inés Sans, colaboradoras de Redes Sociales del Museo de Bellas Artes San Pío V.

Maite Ibáñez, del Instituto de la Ciencia y la Medicina López Piñero y el Centro Cultural La Nau.

María José Badenas; facultativa de archivos del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí.

Los conservadores del Museo de Prehistoria Manuel Gozalbes Fernández de Palencia y Ángel Sánchez.

Alejandro Noguera, director del museo de los soldaditos de plomo L’Iber.

Monste Catalá, responsable de comunicación de Junta Central Fallera.

Jorge Salas, responsable de redes sociales del festival de mediometrajes La Cabina.

La gestora cultural Marta Marzel.

Carlos Garsán y Eugenio Viñas, periodistas de Valencia Plaza.

Quique Medina, director de comunicación de Espai Rambleta y el equipo de marketing y comunicación: Montse Rodríguez, José Manuel Ganera y Vicent Molins.