Glúteos de acero

A diferencia de la zona pectoral, los glúteos sí son músculos y por tanto el efecto del ejercicio se nota rápidamente con una mayor consistencia. Con estos movimientos propuestos, obtendrá unos glúteos más duros y compactos.

Elevación de pierna posterior sobre fitball

Si no tiene fitball, puede realizar este ejercicio apoyando los pies en el suelo. Boca abajo, apoyando las rodillas sobre la pelota. La manos se colocan en el suelo justo debajo de los hombros. Estabilice la posición para que la pelota no se mueva, eleve ligeramente una pierna contrayendo el glúteo. Baje la pierna hasta tocar la pelota pero sin llegar a apoyar. Es un movimiento muy pequeño y controlado que no debe involucrar el trabajo lumbar. Una vez que finalice con una pierna, empiece la otra. Se debe evitar levantar la pierna demasiado, para mover la pelota y hundir los lumbares.

GLUTEOS DE ACERO

Elevación de pelvis sobre fitball

Si no tiene fitball, puede realizar este ejercicio en el suelo con las piernas flexionadas. Coloque los pies encima de la pelota con las piernas estiradas, los brazos estirados a lo largo del cuerpo y la espalda bien apoyada sobre el suelo. Contraiga el glúteo a la vez que redondea la zona lumbra y eleva la pelvis hasta formar una línea recta con los hombros. Vuelva a la posición inicial lentamente, redondeando la espalda. Se debe evitar mover la pelota, bajar y subir bruscamente y contraer el cuello.

Elevación de pierna de rodillas

De rodillas con los antebrazos apoyados en el suelo, estire una pierna y la eleva hasta colocarla en posición horizontal totalmente paralela al suelo. Mantenga un segundo la contracción y vuelva a la posición inicial. Se debe evitar elevar demasiado la pierna, arquear los lumbares y utilizar movimientos con balanceos.

Fuente: Revista Sport Magazine