Consistencia, una clave para entender la Teoría Blumenstein

Si hubiera alguna palabra que describiera a Michael Blumenstein, su teoría, método, marco ético y su vivir, sería consistencia.

A él le encantaba la palabra, siempre decía que su teoría era “consistente”. Le pedía a cada persona que estudiaba con él, que por favor no le creyeran, que probaran lo que habían aprendido y que si encontraban que en algo no funcionaba, regresaran y se lo comentaran porque entonces la teoría debía ser revisada. Pues su teoría era consistente con la vida.

Cuando entramos a explorar su propuesta, encontramos distinciones y límites entre lo que es un sistema biológico y un sistema social. Y al mismo tiempo formas consistentes entre ambos como sistemas vivos.

Teoría, método y marco ético

Encontramos claras distinciones entre la teoría, el método y el marco ético. No mezcla un campo con el otro, distingue y al mismo tiempo ofrece posibilidad de integración de forma que haga sentido a cada persona, acorde a su propia construcción interna y al propósito que quiere alcanzar.

Claridad

Era un hombre claro. Aún recuerdo la noche que me dijo que me amaba y quería pasar el resto de su vida a mi lado. No titubeó. Después requirió encontrar cómo lograrlo, pero no le tomó mucho tiempo ¡en 30 días estaba en México!

Recuerdo el día que le dijo al CEO de una transnacional “pobre puerquito” haciendo referencia a una frase alemana y describiendo cómo podría sentirse ante la situación que compartió. Yo quería meterme debajo de la mesa, pero este CEO río a carcajadas y dijo: “nada pudo haberlo descrito más claramente”.

Consideraba que la claridad era la base de la consistencia y no le tenía miedo a la claridad.

Vivía lo que enseñaba

Michael vivía día a día lo que predicaba. Yo estaba profundamente “rejega” a su teoría en función de mi experiencia con constelaciones y sus maestros, y reté su modelo como jamás había retado algo y lo que me convenció no fue su discurso, fue su conducta cotidiana.

Recuerdo que en los momentos más duros, su consistencia me dio claridad, nos dio claridad. En los momentos de alegría, disfrute. En los momentos de duda, posibilidades. Y al final, cualquiera haya sido el estado: suficiencia.

Finalmente, aunque consideraba que el marco ético es el acuerdo de cómo queremos construir entre los seres humanos. Su marco de contribución fue consistente. Jamás le vi, ya no digamos hacer, pensar algo que pudiera representar un mal para alguien.

Desde esta ética, incluso cuando personas no respondieron a los compromisos que ofrecieron, o se comportaron de forma no consistente con los acuerdos, él fue consistente y mantuvo su suficiencia y su claridad.

Hace poco alguien me preguntó si era perfecto. No, no lo era, era un ser humano, un ser humano consistente. Y me doy cuenta que al serlo y eso es parte de lo que amo, no es un modelo a seguir, no se coloca sobre nadie, sólo hace una contribución al mundo para que cada uno desde su propia fuerza de vida, pueda contribuir al mundo desde un lugar de construcción. Es decir, de forma consistente.

¿Qué es consistencia? Acorde con sus raíces etimológicas se refiere a lo que se basa o fundamenta en algo, y me parece que Michael era un hombre fundamentado en teorías de sistemas, métodos probados y una ética única.

Su legado

Un hombre de amor que dejó un legado de paz al mundo y que nosotros sabremos honrar como Visión Sistémica con consistencia.

En su momento cuando concebimos a este “hijo nuestro”. El con su teoría, su método, su semilla, su fuerza de vida y yo, como él decía, ofreciendo el espacio (el útero) para que creciera y se gestara con amor, elegimos llamarlo ViSi en honor a nuestra compañía y en una hermosa decisión de él de honrar que yo fundé Visión Sistémica en una primera etapa.

Hoy, en honor a él, a su legado y a esta nueva etapa que comenzamos sin su presencia física y con su guía a través de lo que nos dejó, hemos decidido tomar la propuesta que vino del corazón de Katia Ibañez, cofundadora conmigo de esa primera etapa, y cambiar el nombre a “Teoría Blumenstein®”.

De esta forma quienes hoy conformamos el Equipo de Visión Sistémica (Katia, Isaías, Angie, Steph, Mandy, Rolo, Icela, Ute, Elmar) queremos ser consistentes y hacer lo mejor que podemos con lo que tenemos hoy ante su partida.

Descanse en paz nuestro amigo, nuestro socio, nuestro maestro y viva en cada uno a través de su legado a una buena vida.

Descansa en paz esposo amado, mi más profundo y grande amor, que vives y vivirás consistentemente en mi corazón y en mi trabajo al servicio de una vida plena.

Por Katia.