Consejos para el buen funcionamiento de una heladera nueva.

Cuando compramos un nuevo electrodoméstico, nos superan las ganas de usarlo al instante, Y es que, por naturaleza nos encanta utilizar las cosas nuevas. Pero antes de instalarlo, es importantes leer el manual de instrucciones y hacerlo adecuadamente y sin apuros, para que su rendimiento sea el adecuado. Te dejamos estos consejos que podés aplicar antes de estrenar la heladera para optimizar su vida útil y evitar problemas tempranos.

· Coloca el aparato en su lugar definitivo y sin enchufar, si la heladera se trajo acostada se recomienda esperar entre 6 y 8 horas para encenderla, para que el líquido y el gas se estabilicen al colocarla en vertical, en el caso de que haya sido transportada verticalmente podes esperar solo una hora.

· Aprovechá ese tiempo de espera para familiarizarte con el manual de instrucciones, leé atentamente, para conocer en profundidad las funciones de tu heladera.

· Limpia el interior del aparto antes de su puesta en funcionamiento, lo podes hacer con un paño suave, agua templada y un poco de detergente neutro. Evita que el agua pueda entrar en contacto con el sistema de iluminación, luego, limpia la junta de la puerta sólo con agua y sécala con un paño suave.

· Enchufa la heladera para su primer funcionamiento inicial siguiendo las indicaciones del manual de instrucciones y conéctalo por primera vez.

· Ajustá las temperaturas, en el caso de la heladera, la temperatura se puede ajustar de +2ºC a +8ºC, se recomienda una temperatura de +4ºC. En el caso del congelador, la temperatura se puede ajustar de -16ºC a -24ºC, se recomienda que la ajustes a -18ºC. Una vez hecho este paso, puede que el aparato necesite varias horas hasta alcanzar todas las temperaturas ajustadas. Para facilitar el proceso, no abras las puertas de la heladera.

· Una vez que alcance la temperatura es el momento de introducir los alimentos. ¿Sabías que una nevera llena consume menos que una vacía? Esto pasa porque el aire mantiene menos el frío y si esta vacía, cada vez que la abrís, se pierde el. Pero ojo, no la llenes hasta su límite. Es importante que hay un espacio entre los alimentos y entre el fondo de la heladera para que el aire pueda circular.

Ahora, ya tenés tu heladera nueva y lista para empezar a usarla. Si tenés cualquier duda o consulta respecto a su funcionamiento podes contactarnos y un asesor te estará informando con más detalle.