La Religión del Siglo Muerte

La religión del siglo 21,

La espiritualidad del siglo 10 y 1,

La modestia del eterno paso al año 41,

Formalidades de corrosión en el espectro activo de la forma multicolor,

Érase la cagada ancestral un oloroso campeón de miles de cerezas de fresa,

Y un número para tu frente, quizás un 666 que sangra con la piel de Cristo,

Y acá en el camino del humilde, el camino que muestra una palpitación del supuesto problema sideral,

En el reino del cielo estás vos, dentro de la migraña estomacal y en la cadera izquierda del conteo monumental.


La consciencia grita a nosotros los seres humanos,

Tenemos en nuestras manos la pregunta máxima de la respuesta mínima,

Un conteo de astros que bajan del cometa Halley y nos dicen: Plutón ya no es planeta,

Y el orto que me parió ¿Por qué me quitan a Plutón?,

Pero en la desgracia encontramos una esperanza hacia una mejor definición,

Porque érase un día más, una semana más, una vida más,

Y la perseverancia de los astros nos llevaría a la transformación,

A la elevación,

A la trascendencia de la ciencia,

A la muerte de la condescencia,

A la honestidad y a la única realidad,

La que podes captar, oscilar y cambiar,

Un eterno mar de formas y agua, agua nada más.

Like what you read? Give Álvaro Matías Wong Díaz a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.