“OK, periódico… susúrrame la actualidad”: ¿Por qué será importante pensar en la voz como nuevo viejo medio en 2018?

La actual edad dorada del podcast se acelerará con la extensión fuera del mercado estadounidense de los asistentes por voz para el hogar como Home o Echo. Aunque su monetización no es clara, las posibilidades narrativas son muchas.

La voz. Ni ratones haciendo clic-clic, ni dedos acariciando una pantalla. La inteligencia artificial que da vida a Alexa (Amazon), Google, Cortana (Microsoft) o Siri (Apple) llega a los hogares, y a los medios de comunicación les toca adaptarse… una vez más. Tras la irrupción de Internet en forma de ordenador primero, y de smartphone después, la 3ª gran oleada tecnológica de la era digital será la de los asistentes virtuales de voz, según creen cada vez más expertos.

Ilustración de Amazon Echo de la cadena NPR (referencia)

La voz como la siguiente revolución digital que se cierne sobre el periodismo

Trushar Barot, editor de lanzamientos digitales en la BBC y Knight Visiting Fellow en Harvard, ha investigado el uso mediático de estos asistentes de voz y de los altavoces inteligentes que ahora los albergan (ya no son cosa sólo de los smartphone). “Es algo potencialmente más grande que el impacto del iPhone”, sentencia Barot en un minucioso documento publicado en NiemanLab. El responsable de la gran apuesta en este campo de Associated Press, Francesco Marconi, es otro de los convencidos de que asistimos a la tercera gran oleada de la revolución digital.

Aunque todavía no se venden en España, Amazon Echo y Google Home han conquistado ya el mercado de los ‘smart speakers’ en EE.UU., donde el cilindro negro de Amazon tiene el 76% del mercado y la alternativa de Google la cuota restante, mientras Microsoft Cortana intenta hacerse un hueco y Apple ultima su HomePod.

“De hecho, describiría estos altavoces inteligentes, así como la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje computacional con los que interactúan, como una enorme plataforma ardiente en la que la industria informativa está subida sin saberlo”, añade en su artículo, un estado de la cuestión titulado ‘El futuro de las noticias son los humanos hablando a máquinas’.

Google Home, el altavoz con asistente virtual de Google.

Sobre ese desconocimiento del potencial de la IA en el periodismo incide Amy Webb, CEO de Future Today Institute: “Las redacciones corren el riesgo de quedarse atrás en el próximo cambio esencial de la arquitectura de la información: la Inteligencia Artificial […] Y , de nuevo, parece que a los ejecutivos no les importa o se están permitiendo distraerse con tendencias tecnológicas equivocadas”.

“Las redacciones corren el riesgo de quedarse atrás en el próximo cambio esencial de la arquitectura de la información: la Inteligencia Artificial” (Amy Webb)

Como explicaba esta tecnóloga en Nieman Reports en abril de 2017, “la voz es la siguiente gran amenaza para el periodismo […] Ofrecerá una conexión fluida con el periodismo. Puede elevar el papel que desempeñan las organizaciones de noticias en nuestro día a día, de informativo a indispensable”. Pero esto sólo será posible si se elabora una estrategia y unas narrativas adaptadas: “[Los responsables de medios] no están modelando cómo van a cambiar los hábitos de consumo de la información cuando todos hablemos con las máquinas presentes en nuestras vidas”, añade Webb.

Echo Dot, el altavoz inteligente más pequeño de Amazon.

Experimentación en medios para pasar de un mundo ‘mobile-first’ a uno ‘AI-first’

“Creemos estar en un momento único en el tiempo en el que podemos contar con una combinación de IA, software y hardware que aporte una perspectiva distinta para solucionar los problemas de los usuarios” (Sundar Pichai, CEO de Google)

Los gigantes tecnológicos están virando ya del ‘mobile first’ al ‘AI-first’ (‘Inteligencia Artificial primero’). Según datos de 2016, al menos un 20% de las búsquedas en Google en dispositivos móviles se realiza con voz (como muestra este informe). En este contexto tecnológico, varios medios han comenzado ya a experimentar con altavoces inteligentes y asistentes virtuales.

“Es la radio pública hecha algo personal”, el eslogan de NPR en Amazon Echo.

Las radios, primero, y las televisiones, después, parecen ser los más preparados para la transición a los contenidos de voz. La estadounidense NPR (National Public Radio) fue una de las pioneras y su aplicación aparece preinstalada en los altavoces de Amazon y Google. “Pensamos en el boletín de noticias como la puerta de entrada el resto de contenidos”, explica Ha-Hoa Hamano, jefa de producto de NPR.

La nueva generación de altavoces con pantalla de Amazon: Echo Show y Echo Spot.

En la televisión, CNN, BBC, Fox News, CNCBC, Bloomberg TV y ESPN, entre otras, ya se han puesto manos a la obra. Al principio, se centraron en el audio pero tras la llegada reciente de los nuevos altavoces con imagen (como Amazon Echo Show) han añadido vídeo a sus narraciones informativas.

La BBC ha centrado parte de sus esfuerzos iniciales en crear contenidos para niños, una audiencia con la que ya tienen bastante experiencia. Y ha lanzado con una productora un primer producto experimental narrativo para estos dispositivos, una obra radiofónica de ambiente “kafkiano” — The Inspection Chamber — en la que los oyentes deciden lo qué va sucediendo. La BBC acaba de anunciar que, en 2018, aspiran a liderar este segmento emergente con nuevos productos de resumen de noticias y seriales específicos para Home y Echo.

Un informe publicado por NPR el pasado mes de junio de 2017 mostraba, en el caso de la infancia, que “ocho de cada 10 padres consideran que estos dispositivos facilitan el entretenimiento de sus hijos”. Un 90% de los consultados afirma también que sus hijos disfrutan interactuando con los altavoces.

Una imagen de ‘The Smart Audio Report’ (NPR y Edison Research, 2017).

Además de dar con contenidos que funcionen o con un tipo de interactividad que enganche, los medios trabajan en ‘clavar’ el tiempo de duración de estos formatos. “Asumimos que algunos usuarios tendrían sus dispositivos en la cocina — explica la editora de CNN digital Elizabeth Johnson—. Esto nos hizo preguntarnos qué estarán haciendo en la cocina por la mañana. Hacerse el desayuno. ¿Cuánto se tarda en preparar un bagel? Cinco minutos. Pues probablemente ése es el tiempo del que dispongan para escucharnos. Por eso, intentamos asegurarnos de ponerlos al día en ese tiempo”.

Precisamente, los resultados de la citada encuesta de NPR indican que los altavoces inteligentes se usan sobre todo en casa. Y, dentro de ella, primero en el salón (un 52% de las ocasiones) y luego en la cocina (un 24%).

Algunas ‘Skills’ de Alexa publicadas bajo la categoría de Noticias.

Los medios escritos también están lanzando sus apps o ‘skills’ para los ‘smart speakers’. La mayoría de ellos ha optado, como punto de partida, por los ‘flash’ o ‘briefings’ de noticias, un resumen en audio de la actualidad y titulares del día. Tras esa primera fase, varios han evolucionado para personalizar su oferta y diferenciarse del resto:

  • The New York Times lanzó ‘The Daily’ en febrero de 2017, coincidiendo con la investidura de Trump. Es un podcast gratuito que se publica a las 6:00 AM, de lunes a viernes, y dura 20 minutos. Acumula ya 100 millones de descargas y en 2018 se publicará seis días por semana.
  • The Telegraph ha dado con un formato — el 5x5 — en el que cinco periodistas analizan cinco temas del días y lo hacen a las cinco de la tarde.
  • The Washington Post ha desarrollado un juego con noticias de actualidad con el que quiere explotar la interactividad que ofrecen estos dispositivos.
  • The Wall Street Journal ofrece nueve podcasts a la semana y The Guardian publica podcasts y críticas de libros, restaurantes, películas, etc.
  • Associated Press, con bastante experiencia en el uso de la Inteligencia Artificial en los medios, permite elegir entre 11 temas de actualidad.
  • Buzzfeed emite un boletín informativo cada mañana pero, en lugar de utilizar la voz de Alexa o Google, lo leen sus reporteros.
  • Vogue sincronizó su número de septiembre de 2017 con Google Home y ofreció contenido extra sobre cinco entrevistas publicadas en la revista.
  • Hearst cuenta con una aplicación de voz con frases inspiradoras de Oprah, una de horóscopos de Elle y otra de consejos para el hogar.
‘5x5 ‘, el formato del ‘Telegraph’ en el que 5 periodistas analizan 5 temas a las 5 de la tarde.

Junto al contenido, el formato, la duración, el tipo de voz… los medios también están muy centrados en explotar una de las funcionalidades más valiosas: las notificaciones.

De forma similar a los móviles, al recibir una alerta, los ‘smart speakers’ emiten un sonido y se enciende una luz. “Los usuarios pueden decidir si quieren o no recibir estas notificaciones y podrán desactivarlas con el modo ‘no molestar”, explica Trushar Barot en NiemanLab.

El reto de mitigar los ‘efectos secundarios’ de los altavoces inteligentes

“Diseñados para imitar a los humanos en todo menos sus emociones. Pero había una posibilidad de que desarrollaran emociones propias. Odio, amor, miedo, enojo, envidia. Así que tomaron precauciones.
- ¿Cuáles?
- Les dieron cuatro años de vida.”
(‘Blade Runner’, Ridley Scott)

Como sucede con todas las innovaciones tecnológicas, los altavoces inteligentes y sus asistentes virtuales vienen envueltos en polémica. En el citado artículo de Barot se enumeran algunos de los retos a los que se enfrentan los medios de comunicación:

  • La dificultad de encontrar las aplicaciones. Las cabeceras más conocidas cuentan con una clara ventaja. Es más probable que un usuario pregunte al asistente sobre las noticias de ‘The New York Times’, por ejemplo, que por las de un medio menor. Aunque al configurar el altavoz puedes indicar tus preferencias como fuentes informativas, es posible que se olviden algunas de ellas a favor de las que cuentan con más visibilidad. Este reto es especialmente importante en el caso de los altavoces sin pantalla, donde la navegación sólo por voz complica más la tarea.
  • Taxonomía del contenido. Para que el altavoz ejecute lo que le pide el usuario éste tiene que dirigirse a él con una serie de directrices claras. Es de esperar que, con el tiempo, esto mejore por ambas partes. Nosotros estaremos más acostumbrados a hablar con el asistente virtual. Y éste tendrá menos dificultades para entendernos e incluso para reconocer el contexto desde el que nos dirigimos a él (en casa, el coche...).
  • Análisis de los datos. Es pronto para poder medir de forma ‘tradicional’ el uso y consumo en estos dispositivos. Además de trabajar en obtener estas métricas, habrá que implantar una serie de indicadores nuevos, específicos para esta nueva tecnología. “¿Qué sería una buena tasa de engagement? ¿El tiempo que un usuario pasa hablando con el dispositivo? ¿O el número de veces que usa una skill o app en particular?”, se pregunta Barot.
  • Monetización. Como siempre que emerge un nuevo paradigma narrativo, las posibilidades de comercialización no están del todo claras. La vía del branded content es la más obvia, y por la que están optando muchos medios que se han adentrado en el periodismo con podcast. Pero todavía no está claro cuál será el modelo publicitario. En junio de 2017, VoiceLabs puso en marcha la primera plataforma publicitaria para estos dispositivos pero un cambio en las condiciones de contratación de Amazon le hizo suspender su actividad. Actualmente, la empresa de Jeff Bezos solo permite poner anuncios en las emisiones de radio, podcasts, boletines de noticias y aplicaciones que promocionan o venden productos o servicios.
  • Ética. El hecho de que estos dispositivos estén permanentemente conectados y en modo escucha de fondo despierta bastantes reticencias. Lo mismo que las posibles conexiones emocionales que puedan desarrollar los usuarios con este tipo de dispositivo. Como ejemplo, la mala acogida que tuvo un anuncio de Burger King. En él, a la orden de ‘OK Google’, el protagonista conectaba automáticamente los ‘smart speakers’ de los espectadores para que hablasen sobre la hamburguesa Whopper.
El polémico anuncio de Burger King que conectaba automáticamente los dispositivos Google Home.
  • Control parental. El fácil acceso al contenido y las notificaciones por parte de los niños también despierta consideraciones de tipo ético. La interacción es tan sencilla, o lo es aún más que tocar una pantalla con el dedo, y pone sobre la mesa la necesidad de desarrollar algún tipo de control parental.

Con todas las dudas que despierta y los desafíos que plantea -y que hemos repasado en esta serie de dos artículos en este canal-, la revolución de la inteligencia artificial sigue avanzando, tomando distintas formas y funciones a su paso. Y los altavoces inteligentes se suman ahora a esta larga marcha en busca de una tecnología de uso personal que enganche y capte la atención del usuario hasta el punto de hacerse imprescindible en la república independiente de nuestras casas. ¿Qué lugar ocupará ahí el periodismo nuestro de cada día?

Por María Sainz, Digital Innovation Analyst del Vocento Media Lab

Like what you read? Give Vocento Media Lab a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.