Tres ideas y una dificultad para que los vídeos periodísticos tengan éxito en Internet

Análisis de dos apuestas exitosas: La Nación pm y Channel 4

NISMAD (25 de abril, Madrid)

El canal televisivo británico Channel 4 y el diario argentino La Nación representan dos casos recientes de éxito en la adaptación de contenidos periodísticos audiovisuales a la naturaleza digital. Con su apuesta por el periodismo visual, la televisión y los vídeos, ambos medios muestran algunas de las nuevas tendencias en el panorama mediático internacional.

La editora de internacional en Channel 4, Nevine Mabro, acudió el pasado lunes 25 de abril a The News Impact Summit Madrid (#NISMAD), una cumbre organizada por el European Journalism Center con el apoyo de Google News Lab. Por su parte, el gerente de audiovisual y transmedia del diario argentino La Nación, Damián Kirzner, compartió sus impresiones con Vocento Media Lab. Estas son algunas de las conclusiones que extraemos tras escuchar a ambos periodistas.

1. Adaptarse a las necesidades de los usuarios

Ideas principales

  1. El consumo de vídeo se desplaza hacia las redes sociales por lo que no podemos darles la espalda
  2. Los medios debemos ser capaces de ofrecer los contenidos en la forma y momento en que lo demande el usuario
  3. La narración de una misma noticia puede adaptarse para ser difundida en diferentes plataformas y así ampliar su impacto

La mayoría de reportajes que publica la cadena británica Channel 4 duran unos 10 minutos, pero en redes sociales como Facebook o YouTube los condensan seleccionando las imágenes más llamativas y las ideas principales en no más de 3 minutos. Otra de las particularidades del vídeo para consumo digital y social es el uso de rótulos y subtítulos, atendiendo al contexto habitual del usuario: estos a menudo visionan los vídeos desde dispositivos móviles cuando se encuentran en el trabajo o en transporte público, con el sonido desactivado.

Un planteamiento similar, pero desarrollado de diferente manera, es el que encontramos en La Nación con el nacimiento de La Nación pm. Este proyecto, encabezado por Kirzner, junto al secretario general de redacción en La Nación, Carlos Guyot, y el gerente de marketing de esta publicación, Ernesto Martelli, funciona como un servicio informativo televisivo bajo demanda.

La novedosa fórmula lanzada por La Nación tiene estos ingredientes:

  • El programa se emite en una franja vespertina, a partir de las 19 horas, aprovechando el momento en el que muchos profesionales salen del trabajo.
  • La duración total del informativo es de 24 minutos y se divide en tres o cuatro bloques de entre seis y ocho minutos cada uno.
  • Además, hay un sumario que sirve como resumen de lo más relevante de cada día, y en el que los expertos o firmas más destacadas del periódico analizan los sucesos de actualidad. De esta manera, el usuario podrá consumir el noticiero completo, el resumen, los bloques informativos o, directamente, las piezas que considere de su interés.
  • La Nación pm también apuesta por la visualidad móvil. La mayoría de planos que aparecen en este noticiero bajo demanda son cortos, las tipografías de los rótulos son de gran tamaño, y todos los gráficos ocupan gran parte de la pantalla. De esta manera, se guía al usuario hacia lo más relevante y se evita el desbordamiento cognitivo que puede producirse cuando el lector accede desde un móvil, y los planos generales pueden resultar demasiado amplios para el dispositivo.

De esta manera, ambos medios se acercan a las necesidades del usuario y ofrecen un contenido adaptado a sus exigencias y a su contexto, con un consumo más calmado que permita acceder al formato completo mediante pequeñas píldoras que condensen las ideas más relevantes.

2. La imaginación al poder y los sentimientos como objetivo

Ideas principales

  1. Vídeos de no más de tres minutos en Facebook
  2. La motivación a compartir del usuario la generan las emociones
  3. Los medios deben aspirar a generar una marca propia

Las piezas que Channel 4 sube a la red son reportajes de una duración aproximada de 10 minutos, y deben ser originales. El enfoque pasa de lo meramente informativo a transmitir historias con rasgos humanos. Su objetivo es provocar que su audiencia digital se emocione con las historias que seleccionan, que no tienen por qué ser lúgubres o negativas: la esperanza también impacta en las personas.

“La primera imagen es crucial, debe aparecer un rostro, cualquier imagen que llame la atención”, Nevine Mabro, editora de Internacional de Channel 4

Channel 4 apuesta por historias individuales que, desde el inicio, impacten con nuestros centros de atención, tal y como reconoce la propia Mabro: “La primera imagen es crucial, debe aparecer un rostro, cualquier imagen que llame la atención”. Dejan a un lado los planos generales porque es en estos primeros segundos cuando el usuario decide si quiere seguir viendo el vídeo o pasar de largo para nunca volver a él.

Otra de las claves del éxito de Channel 4 es la apuesta por historias secundarias, que no sean conocidas por el gran público. “Al ser pequeños, debemos ir donde se nos necesita y no podemos tener corresponsales por todo el mundo, hemos de ser capaces de tener exclusivas y crear una marca propia. No queremos ni podemos ser la BBC. Nuestra marca vende historias impactantes, desgarradoras”, enfatiza Mabro. Este reportaje sería un buen ejemplo:

Vídeo de Channel 4 que Mabro utilizó como ejemplo de la estrategia de Channel 4 para contar historias con sentimientos

3. Nuevas narrativas visuales y periodismo de datos como aliados de un vídeo efectivo

Ideas principales

  1. No siempre funcionan los sentimientos
  2. Las opiniones requieren de un contexto
  3. El “fact-check” también puede utilizarse en televisión

Los cambios en el ecosistema tecnológico no solo modifican la manera de transmitir los contenidos sino también sus propia construcción. Ante la falta de recursos para disponer de enviados especiales en todos los puntos calientes, Channel 4 ha experimentado con las animaciones: “Si no puedes ir, crea tú las imágenes”. De esta manera, logran convertir una debilidad -la falta de personal propio desplazado y la dependencia de freelances- en una fortaleza: imaginación para crear contenidos llamativos y útiles.

Por su parte, La Nación (creada en 1870) apuesta claramente por estas narrativas visuales como uno de los caminos para seguir llevando sus informaciones y su shistorias a sus lectores y a su audiencia:

“El papel hasta ahora ha sido nuestro sol y se está secando, no sabemos cuándo será, pero tenemos que adaptarnos a lo audiovisual. La Nación pm es un experimento que nos está funcionando. Si pensamos en el largo plazo, hemos de apostar por esta línea”, indica Kirzner

Una de las puestas de ambos medios es contextualizar las informaciones. La Nación aprovecha que en su redacción abundan analistas y firmas de reconocido prestigio para que sean ellos mismos los que destripan la actualidad en su informativo vespertino bajo demanda. Además, su presentador, Juan Miceli, suele entrevistar a personajes de actualidad para que muestren su opinión y valoración sobre los temas de interés y relevancia en la agenda mediática.

Otra posibilidad es el “fact-check” y el periodismo de datos. Estas técnicas han permitido a Channel 4 contextualizar temas polémicos que dividen a la sociedad, que están politizados y en los que el usuario quiere saber si realmente las opiniones que comparten los políticos son ciertas. A través del Fact Check Blog han publicado diferentes artículos y vídeos que ponen en tela de juicio las apreciaciones engañosas y los datos que se dan por reales sin ser cotejados.

Algunos de estos vídeos de verificación, publicados en la web, han tenido tanto éxito que han terminado por emitirse en los informativos de la cadena televisiva, como este ejemplo:

4. El reto de la transformación de las redacciones de periódicos para el vídeo

La redacción de Channel 4 es menos numerosa que la de otras cadenas británicas -especialmente el gigante BBC- y, a priori, los cambios pueden ser introducidos menos abruptamente y resultar menos traumáticos, pero la transformación digital y el cambio de mentalidad de sus profesionales sigue siendo uno de sus retos principales, como explica Mabro:

“Todavía seguimos obsesionados con el programa de la noche. Sin embargo, si tenemos una buena historia en Gaza, ¿por qué no la publicamos antes en la web?”

La editora se encuentra con que los profesionales quieren que sus contenidos aparezcan en el prime time televisivo, pero ¿pierde interés su trabajo si también aparece en la web? Mabro considera que Channel 4, al ser un canal más pequeño, debe ser más rápido, ágil y eficaz que la competencia. Para ello los periodistas también deben pensar en la web, en crear ahí contenidos que resulten interesantes y abandonar ciertas fórmulas televisivas clásicas. En estos últimos meses, han conseguido que algunos reportajes planteados para el portal digital hayan sido también emitidos en el informativo de la noche, cuando lo habitual es lo contrario: que se vuelquen a la web los programas ya emitidos en la televisión.

Para La Nación, este cambio no ha sido demasiado traumático, indica Kirzner: “Los periodistas no solo han visto que es necesario extenderse a otras plataformas, sino que lo entienden como una posibilidad de crecimiento profesional”.

Para conseguir este propósito han introducido el plató dentro de la redacción. Además, el equipo que conforma La Nación pm ya se encontraba en la redacción del diario previamente.

Equipo de La Nación pm

Han trabajado mucho en la formación a los profesionales para que entiendan la naturaleza audiovisual y sean capaces de adaptar sus contenidos a esta nueva plataforma. De esta manera, han ido diluyendo las fronteras entre las diferentes secciones. De hecho, según nos explica Kirzner, solamente han contratado a dos personas ajenas al periódico y procedentes del sector audiovisual: un productor y un presentador de amplia trayectoria, como Juan Miceli.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.