8 consejos para convertir el entorno de trabajo en un espacio productivo

¿Afecta el entorno de trabajo a la productividad de los empleados? ¿Puede la luz solar tener una mejor repercusión en el desempeño de los trabajadores? ¿La decoración de la oficina influye en el rendimiento?

Los españoles somos uno de los países de Europa que más horas dedicamos al trabajo. Unas 1.665 horas al año según el Instituto de Estudios Económicos (IEE). Dicho de otra forma, un 20% del año lo pasamos en la oficina por lo que tiene mucho sentido que nos preocupemos por que nuestro entorno del trabajo esté en perfectas condiciones.

A continuación proponemos una serie de consejos para convertir el espacio de trabajo en un entorno donde reine la productividad.

1. Cafetera, fundamental

La cafetera crea un ambiente de trabajo distendido, donde se fomenta la conversación. Esto puede ayudar a la creatividad de los trabajadores y la generación de ideas. Además los empleados no se ven obligados a bajar expresamente a un bar cercano.

2. Las mesas, cuanto más juntas, mejor

La disposición de los muebles es muy importante. Las mesas largas facilitan el trabajo colaborativo y favorecen creatividad.

No pueden faltar espacios abiertos para que los miembros de la empresa puedan reunirse, como tampoco una pizarra o una pared que haga la misma función. Esto será la chispa para la creación de nuevas ideas.

3. Espacio con luz: no olvidemos las ventanas

Está comprobado. Empleados que cuentan con ventanas en su espacio de trabajo, dedican hasta un 15% más en sus tareas. Según un estudio publicado en el Journal Clininal Sleep Medicine, los trabajadores con ventanas en las oficinas duermen una media de 46 minutos más cada noche. La luz solar favorece la atención y el humor.

Además, no podemos olvidar la importancia del ahorro energético que tan importante se ha convertido en los últimos años.

4. Techos altos

¿Sabiáis que cuánto más altos sean los techos del espacio de trabajo, mayor será la creatividad de los trabajadores? Bueno, al menos eso asegura un estudio de la Universidad de Minnesota.

5. Temperatura correcta

Para estar cómodos en el trabajo, la temperatura adecuada suele rondar en torno a los 21 grados centígrados. Muchos estudios lo demuestran, como el realizado por la revista Men’s Health, que afirma que los empleados que trabajan en entornos con una temperatura de unos 71 grados Faranheit (unos 21 grados centígrados), son más productivos, mientras que las temperaturas inferiores a 20 grados, incrementa el porcentaje de error en un 44%.

6. Cuidado con el ruido

A día de hoy muchas empresas emplean métodos de trabajo en equipo, sin embargo, si no se controla puede llegar a ser un problema. Es fácil elevar la voz en estos entornos y convertir la oficina en un espacio ruidoso.

El ruido en los espacios de trabajo no suele ser una prioridad y, sin embargo, es una de las causas principales de estrés en el trabajo. Personas, teléfonos o incluso ruidos de baja frecuencia como el aire acondicionado, pueden afectan al bienestar.

7. Mobiliario cómodo

Pasamos la mayor parte del día con ellos, ¿dónde si no tendríamos que invertir? Tanto la silla como la mesa de trabajo influyen en la productividad y en la salud de los empleados. Una silla adecuada previene de lesiones por movimientos repetitivos o tensiones en el cuello y la espalda.

8. Limpieza

No olvidar la limpieza en el trabajo. Un entorno limpio y aseado mejorará la productividad de los empleados; les dará una visión más amplia y trabajarán más a gusto.

Estos son solo algunos de los tips para incrementar la productividad en la oficina. Sentirse cómodos y a gusto es la mejor forma de conseguir que los empleados rindan en sus horas de trabajo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.