La luna rosa (Fragmentos para un Imposible)

1-.

Me gustó que la cerveza y el mezcal te hicieran hablar, y ese toque irónico que le ponías a cualquier argumento, tu inteligencia kilométrica, tu ácido sentido del humor y tu barba, colorada.

Déjame decirte algo en este primer fragmento:

Te apareces en todos lados, en el andar veloz de alguien, en los lentes de otro, en la altura de aquél, a ratos y a segundos te veo en el vagón del metro donde nos esperamos, en la película de Xavier Dolan, en las idas a solas a la Cineteca, en la comida de restaurantes finos, en la calle donde no caminamos pero que lo prometimos, en el bar donde entramos y no bebimos, en las fiestas en mi casa donde no pudiste llegar.

Te apareces en donde estuviste pero duele mas verte en donde nunca llegaste.