Querido Crush.

No sé si llegues a leer esta carta. Pero necesito poner de manifiesto lo que siento por ti, y que más que plasmarlo en un papel que aún desconozco si te vaya a llegar o no. Desde hace muchísimo tiempo había escuchado de ti, por medio de murmullos, por medio de rumores, había escuchado que eras la persona más rara de la clase, esa que recibía todas y cada una de las etiquetas que reciben las que no cumplen el parámetro normal de lo establecido.

Dentro de esos rumores había uno que me llamaba mucho la atención, y era el que hasta ahora sé que es el más cierto. Tus trazos hablaban mucho más de lo que solías hablar. Fuiste creciendo y así lo demostraste, no solo te expresabas por medio de trazos, sino por fotografías, poemas, y cuentos cortos. En ti plasmaron la mejor obra de Dalí, el más bello libro de García Márquez, los restos de un poema de García Lorca, en tu voz se escuchan los tonos cálidos de las fotografías tomadas por los mejores fotógrafos, en ti se ven las ganas de ser quien escribe y protagoniza el mejor cuento que hayas escrito, el de tu vida. Y eso es sexy.

Es una lástima, es una lástima que la voz ensordecedora y llena de odio de un grupo de personas acabara con todo lo que habías construido y te dejara tendido en el piso, es muy triste ver que en pleno siglo 21, aún existan personas en Venezuela con la mentalidad de quienes vivían en el siglo 19. Pero te confieso que si antes eras referente dentro de nuestra sociedad, desde ese día que te destruyeron y supiste sobrevivir toda la calamidad a la que fuiste sometido, te convertiste en una leyenda. Lo que más lamento, es no poder haber estado a tu lado en ese momento porque no nos conocíamos y decirte que todo estará bien dándote el más grande de los abrazos.

Exactamente 6 años después de todo lo que te había pasado, alguien me habló de tu blog, y ahí fue cuando te conocí, leía escritos muy bellos. Desde ese momento, empecé a imaginarnos leyéndolos mientras nos sentábamos juntos en cualquier ciudad del mundo con un clima veraniego y conversábamos a fondo todo lo que estábamos leyendo y preguntándote de dónde habían salido esas bonitas líneas.

En el 2012 te empecé a admirar, y luego de ver tu crecimiento a paso de vencedores fue lo que hizo que te ganaras todo el respeto que te tengo. Actualmente te han otorgado premios, has sido reconocido, has buscado cambiar la mentalidad del mundo con tus obras, y eso es de grandes. Estoy seguro que viniste al mundo a eso, a regalarle una nueva visión a la humanidad por medio de trazos, fotografías, escritos, y pare usted de contar las miles y un formas que utilizas para dar a conocer a los demás tu punto de vista.

Tristemente, la distancia de 4,903 kilómetros es la causante de que no pueda decirte todas estas palabras de frente. Pero te confieso que has roto con los estereotipos físicos que busco en una persona, tu inteligencia, tus ganas de superarte y encantadora sonrisa (Cosa que he visto solo en fotos) fueron los pequeños detalles que me atraparon aún más desde el primer momento que supe de ti. A lo mejor tu reflejes esa parte de mí que alguna vez se perdió y que ahora es que estoy empezando a conocer, eres increíble y gracias por ser parte de todos aquellos que me inspiran a ser mejor día tras día.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.