‘¡La leche!’, una revista para despertar el interés de los niños por la actualidad

¿Cómo percibe la actualidad un niño de 10 años que escucha constantemente nombres como Trump, refugiados, Venezuela, Brexit…? Tal vez sea demasiado pequeño para entender lo que los medios de comunicación convencionales cuentan de esos temas pero no para que sentir curiosidad y querer saber más al respecto.

Saciar esa curiosidad con contenidos pensados para ellos pero, sobre todo, incitarles para que sigan investigando sobre el tema en cuestión a través de otras vías es lo que pretende ¡La leche!, revista trimestral liderada por el editor Gustavo Puerta Leisse, y dirigida a niños de entre 8 y 12 años.

El número de 5 ya está en la calle. Venezuela y el Sur son sus temas centrales. «Siempre hay una noticia de actualidad que sirve de eje pero a partir de ahí el contenido es muy variado». Algunos, de hecho, no tienen que ver con cosas de hoy sino con hechos históricos (como la erupción del monte Tambora o la Ruta de la Seda), con temas científicos, o incluso con profesiones «escondidas» como la del tipógrafo. «Es una forma de que los pequeños conozcan labores que pueden pasar inadvertidas pero que son realmente importantes».

A la hora de tratar todos ellos, el diseño adquiere un papel fundamental. «Utilizamos distintos formatos en función de lo que queremos contar: desde infografías, pasando por cómics, novelas gráficas…», explica Alejandra Fernández, encargada de la comunicación y la gestión web de la revista.

«La variedad de temas y de registros cuentan, no obstante, con un hilo conductor que los unifica: el bitono», añade Juliana Salcedo, responsable de la producción y junto con Alejandra, también de la maquetación. Salvo números especiales en los que se utiliza tres tintas para la portada, ¡La leche! luce únicamente dos colores en cada uno de sus números. Verde y naranja son los elegidos para esta edición de verano.

A la hora de contar temas, en ocasiones, realmente complejos, la ilustración desempeña un papel muy relevante. «En una cultura tan visual como la nuestra, la ilustración debe ser parte fundamental. Así lo queremos transmitir también a estas generaciones. De alguna forma, intentamos paliar esa cierta obsesión en la escuela y otros ámbitos en los que se trata de hacer creer al niño que esa es la edad en la que deben dejar de consumir cuentos con dibujos y centrarse en los que solo tienen letras», cuenta Salcedo.

La ilustración como herramienta para contar historias, añade Fernández, sirve también para que el niño no abandone el hábito de dibujar. «Suele ocurrir en esta edad, en cierto modo porque el niño siente frustración. Es cuando parece que se le pide que refleje la realidad tal y como es y si no lo consigue o no entra dentro de lo que todo el mundo entiende por «dibujar bien», lo deja porque para él deja de ser un juego».

Isabel Ocaña, Jimena Zuazo o la propia Alejandra Fernández forman parte de la nómina habitual de ilustradores de ¡La leche! aunque esta varía en función de los temas a tratar. «Ocurre también con la gente que escribe. Contamos con algunos que son ya como de “la familia” pero en ocasiones incorporamos a otros en función de los contenidos».

berta-paramo
elena-odriozola
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
fermin_solis
isabel

La idea de ¡La leche!, cuentan Salcedo y Fernández, surgió hace algo más de un año en un taller del propio Puerta en el que ambas coincidieron (así como Inés Puig, redactora jefe y la cuarta pata fundacional de la revista). «Trabajábamos temas relacionados con la literatura infantil y hubo un momento en el que nos apeteció hacer algo al respecto. Primero pensamos en un fanzine y poco a poco fue cuajando la idea de una revista».

Algo más de un año después, la revista sigue tratando de darse a conocer entre su público a través de colegios y bibliotecas. «La vendemos en librerías y también por suscripción». La publicidad, añaden, es un vía de financiación que descartan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA