¿Es posible construir una economía cero carbono?

Por Re-Imagine

En la reciente conferencia del clima realizada en París, más de 170 países se comprometieron a tomar una serie de medidas para mantener la temperatura del Mundo muy por debajo de los 2ºC, algo que a la fecha, si nos remitimos a los últimos datos publicados por la NASA, NOAA y otras organizaciones, el planeta sigue imparable en su proceso de calentamiento. El cambio de la temperatura global para los tres primeros meses del 2016 fue de 1,48°C, esencialmente, igualando el umbral de calentamiento de 1,5°C acordado en la COP21 en diciembre pasado. Este espectacular comienzo de año 2016 no significa que el Mundo haya alcanzado las metas acordadas, ya que tres meses no hacen un año y hace falta un registro más prolongado para determinar de forma precisa en que momento estamos, pero si nos muestra una clara señal de hacia donde se encamina el Mundo.

Para cumplir con el objetivo acordado será necesario reducir las emisiones de carbono de forma drástica, si se quiere tener alguna esperanza de permanecer dentro de una zona de seguridad climática. Pero, ¿Será realmente posible antes de alcanzar los 2ºC?¿Cuanto tiempo nos queda hasta llegar a la zona de Peligro?

Los niveles actuales de CO2 están justo por encima de 400 ppm y aumenta aproximadamente 2,1 ppm por año, lo que hace muy complejo poder alcanzar los objetivos fijados de 2ºC sin medidas que realmente generen un cambio significativo.

El hecho es que mensualmente durante estos primeros meses del 2016 hemos comenzado a sobre pasar algunos umbrales claves como los 400 ppm de CO2 y en algunos casos de forma permanente a no ser que algún día tengamos valores negativos.

Realmente, pese a toda la información generada y estudios que se han realizado es difícil encontrar medidas objetivas para poder responder ¿Cuánto tiempo nos queda?, no obstante, si seguimos retrasando más la eliminación definitiva de los combustibles fósiles como base y estructura de nuestro modelo económico, más esfuerzos tendremos que hacer para compensar las emisiones de carbono y para mitigar los efectos generados por el Cambio Climático. Probablemente el coste de mantener nuestro actual modelo e intentar mitigar los efectos del cambio climático, será mucho mayor que el coste de cambiar a un modelo económico más sustentable, saludable y prospero.

Si queremos realmente salvar el planeta y construir un nueva economía, vamos a necesitar establecer un Nuevo Modelo que nos permita hacer una transición rápida a una Economía Cero Carbono.

Entonces, ¿Es posible transformar la crisis del Cambio Climático en una oportunidad para construir una Economía Sustentable, Saludable y Prospera?

Existen muchos expertos que opinan que si es posible, pero hasta ahora las propuestas apuntan a un intento por dar una solución pero manteniendo el actual Modelo Económico Global basado en los Combustibles Fósiles.

Desde la perspectiva de ZEROCO2 creemos que podemos tenerlo todo: crecimiento de la economía, un entorno empresarial prospero e integrador, países y ciudades sostenibles, saludables, limpias y también una solución al cambio climático. Quizás es difícil saber con total certeza como será un Mundo Cero Carbono en especial por la Velocidad a la que el Mundo esta Cambiando, pero lo que si podemos estar seguros es lo que va implicar la salida del modelo actual basado en los combustibles fósiles: Un Mundo Eficiente, Colaborativo, Innovador, Cocreador y plagado de oportunidades de mejora, donde miles de millones de personas cumplen un papel importante y activo en el desarrollo Global.

Hablamos de un cambio totalmente radical que es posible conseguir ya que poseemos el conocimiento, experiencia, la capacidad y la tecnología para hacerlo.

¿Cual es la mejor solución a un problema en el que hemos aportado todos y cada una de las personas que habitan en este planeta?

Pues aplicar la misma formula que se uso de manera inconsciente cuando aun no estábamos conectados: que todos Aportemos y Colaboremos en el desarrollo de un nuevo modelo y en la reducción del CO2, ahora que estamos conectados e integrados gracias a las tecnologías de información y la revolución generada por Internet.

Estamos frente a la mayor de las oportunidades para cambiar todo y hacer uso de las potencialidades de la colaboración e Internet para aprovechar la destreza, la creatividad, capacidad de innovación, la capacidad de producción y la inteligencia humana de manera más eficaz y eficiente en la búsqueda y la implementación de soluciones y en la construcción de un nuevo Modelo Económico. Estamos frente a una verdadera revolución donde todas las personas podrán participar de manera activa en el desarrollo, en la producción y en los beneficios. Por ejemplo en el sector de la energía eléctrica, dominado hasta ahora por los combustibles fósiles; en la actualidad la mayoría de las personas, empresas y gobiernos dependen de los servicios públicos regulados para el suministro de energía eléctrica, un modelo que no es capaz de responder a los desafíos a los que nos enfrentamos, además de ser muy ineficiente, centralizado y sin mayor alternativas para los clientes, los que están obligados aceptar las condiciones (impuestos, subidas de precios, cambios de tipo de interés, variación continua de los precios de las materias primas, entre muchos otros) y los fallos del sistema.

Modelo Actual: Los clientes tienen absoluta dependencia del sistema de generación central y no aportan, ni generan beneficios al sistema, a la economía y mucho menos al planeta. Bajo este modelo basados en los combustibles fósiles todo participamos en la generación de CO2.

Este sector ofrece una gran oportunidad para generar una nueva revolución, si damos paso a la economía colaborativa, al uso intensivo de la tecnología de la información y las nuevas herramientas que Internet nos ofrece. Estas integradas en un modelo global y sumadas a las tecnologías limpias como la energía solar permitirían que miles millones de personas se conviertan en agentes autónomos con capacidad de generar, consumir, compartir y vender su propia energía limpia. Esto nos ayudaría a desarrollar un Sistema mucho más robusto, resilente, resistente, sustentable y por sobre todo Limpio. Esta es un visión local y verde (una visión Zonal), que sumadas generarán impactos comunales, municipales, regionales, geográficos y globales positivos.

Nuevo Modelo: Los miembros de la comunidad (particulares, empresas y otros) Producen, Comparten y Consumen energía, y Generan beneficios de forma activa y continua para el sistema, la economía y el Planeta.

La transición a un modelo energético limpio y sustentable ya ha comenzado. Sin embargo, con la necesidad urgente de reducir las emisiones y la concentración del CO2, es necesario acelerar el ritmo. Para ello debemos abrir el camino a este Nuevo Modelo, en el cual las energías renovables en especial la solar jugará un papel importante en el proceso de transición a una economía cero carbono, donde todos colaboran, producen, consumen y generan beneficios para la economía y lo más importante beneficios para el Planeta.

“Estamos frente a un gran desafío pero también frente a la mayor de nuestras oportunidades. La accesibilidad cada vez mayor a las tecnologías limpias y tecnologías de la información ha puesto a nuestro alcance las herramientas para transformar la Crisis Climática en la mayor de nuestras Oportunidades”

Publicado Originalmente en www.re-imaginegroup.com