Lo que tu vista alcanza a ver

La vista nos permite ver con los ojos abiertos, pero no vemos más allá de la luz, la noche contrasta con nuestra visión, y escuchar se convierte en el complemento perfecto a lo que no podemos ver. Al cerrar los ojos nuestro cerebro convierte en imágenes todo lo que recordamos y la imaginación complementa lo que aún no hemos visto, la vista nos confunde y el cerebro nos muestra lo que queremos ver, lo que no queremos ver, se queda en la oscuridad, el mejor escondite que podemos tener, para algo que no podemos y no queremos ver.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Steven Zeledon’s story.