Reseña: Hillbilly, una elegía rural

El autor lo advierte en las primeras páginas: “Quiero que la gente sepa qué se siente cuando se está a punto de dejarlo todo y por qué es posible no hacerlo”.

El autor, J.D. Vance, es un hombre de raza blanca de 31 años (a la hora de escribirlo) que no se identifica con los WASP (blancos anglosajones protestantes), sino con los blancos de clase trabajadora que son descendientes de irlandeses y escoceses en Estados Unidos, los hillbillies o rednecks.

J.D nos relata su niñez, su adolescencia y su vida adulta (hasta la actualidad) de una manera dura, porque es así como lo ha vivido. Nos habla de su historia, pero para ello comienza describiendo la de su bisabuela, su abuela, su madre y posteriormente la suya. Como veremos, no podemos entender su historia sin haber conocido previamente la de su familia.

La historia del protagonista está marcada entre otros por mamaw, su abuela, la persona que le obligó a esforzarse incluso en los momentos más difíciles, es la que se preocupaba por sus notas y porque fuese a la universidad, además de ser la que le escribía a diario cuando él estaba en el Cuerpo de Marines.

La vida de sus familiares está marcada por la violencia, los problemas de agresividad, las drogas, el alcohol, los abortos. Por ejemplo, el autor nos cuenta el caso de su abuela, que sufrió numerosos abortos durante su juventud, el caso de su madre con las drogas, el de su abuelo con el alcohol y el de gente que simplemente perdía a su bebé como quien pierde las llaves de casa.

Otro pensamiento recurrente hace referencia a la política, por ejemplo con Obama. Para sus conocidos, Obama no estaba bien visto, pero no por temas raciales, sino porque era un marciano para ellos. Mientras ninguno de sus compañeros fue a la universidad, el ex-presidente de los EE.UU fue a dos de la Ivy League, él era un buen padre mientras ellos tenían problemas para criar a sus propios hijos, él usaba traje mientras ellos monos y otra gran distinción era su acento. Vance aclara que nunca un hombre como él fue de la clase de persona que él admiraba de joven, mientras en un momento de la novela cuando ve la película de Terminator, nos cuenta cómo para su abuela, Arnold Schwarzenegger era la encarnación del sueño americano. Todo el libro aporta una visión que nos puede servir para comprender una razón (entre otras) que llevase a la victoria de Donald Trump.

“Tu generación se ganará la vida con la cabeza, no con las manos”- Papaw (abuelo de J.D. Vance)

Además, destacaba en todos el mismo pensamiento: “hablamos del valor del trabajo duro, pero nos decimos a nosotros mismo que si no tenemos trabajo es porque lo consideramos una injusticia”. Es una conexión quebrada entre el mundo que ellos perciben y los valores que predican, es confundir la falta de esfuerzo con la incapacidad.

La conclusión que podemos extraer del libro, es que los problemas que azotan a los hillbillies no los crea el gobierno ni las empresas, los crean ellos mismos.

J.D comenta que las políticas públicas podrían llegar a ayudar, pero no hay ningún gobierno que solvente esos problemas por ellos cuando el problema principal está en sus propias casas.

“La gente poderosa a veces hace cosas para ayudar a la gente como yo sin en realidad entender a la gente como yo”- J.D. Vance

En definitiva, lo que separa a los exitosos de los no exitosos, son las expectativas que tenían sobre sus vidas.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.