The average everyday adventures of Samantha Browne

Todos hemos experimentado cierto nivel de ansiedad al enfrentarnos a determinados momentos en los que se nos exige salir de nuestra zona de confort y enfrentarnos a un ambiente que percibimos hostil y que nos produce nervios y miedo solo de pensarlo.

De eso mismo trata este juego.

Es un juego bastante corto cuya única misión es la de ayudar a Samantha Browne a prepararse la cena. Y puede parecer algo estúpido, básico y facilón; Pero Samantha sufre ansiedad social, lo que hace que sienta pánico y rechace lo máximo posible el socializar aunque sea mínimamente con personas desconocidas en un ambiente público, por lo que lo primero que tendremos que hacer es “convencer” a Samantha de hacerse la cena. 
En la pantalla aparece un medidor de ansiedad que se irá llenando o se quedará quieto con cada buena o mala decisión que tomemos. Realmente no importa si tomamos una mala decisión, esto no afecta a que la historia avance o no y realmente ahí reside el peligro del juego. No sabes cómo termina Samantha hasta que el juego termina y no es hasta ese momento hasta que no conoces realmente cómo le han afectado tus “malas” decisiones. O las buenas.

Como he comentado antes el juego en sí es bastante corto. Empiezas, te explican un poco la rutina de Samantha y la opinión que tiene del entorno en el que vive. Sabemos que es una estudiante universitaria que vive en un conjunto de apartamentos con cocina común y que Samantha solo deja la casa para ir a clase. Su cuarto es como su pequeño universo en el que tiene todo lo que necesita y evita a toda costa ponerse en situaciones que impliquen relacionarse con los demás habitantes del bloque. Así por ejemplo, como vemos en la imagen, suele esperar a que todo el mundo esté dormido para ir a la cocina y evitar encontrarse a alguien allí, ya que solo el hecho de pensar en encontrarse a alguien en ese lugar le produce nervios y hace que rechace inmediatamente la idea de salir de su cuarto.

No tengo mucho más que comentar sobre este juego aparte de dar un pequeño consejo si os lo queréis jugar: Creo que lo mejor es jugarlo dos veces (Sobre todo si no sufres ansiedad) Una primera tomando las decisiones que consideres como consideres y creas “correcto” y la segunda teniendo cuidado y pensando bien en cuál es la más adecuada para Samantha, ya que puede que tú tengas la capacidad de solucionar el problema que se te presente pero tienes que recordar que ella no.

El juego lo podéis encontrar en Steam, está Free to play y es una gran experiencia: The average everyday adventures of Samantha Browne

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.