Mi enemigo

Mi enemigo soy yo mismo, no puedo ir lo suficientemente rápido para alejarme de mí. Mis miedos me persiguen, estoy cansado de correr. La oscuridad esta en mi contra y no sé qué hacer. Cada día es el mismo y la monotonía se ha convertido en mi mejor amiga. Los libros son mis hermanos, ellos realmente ayudan a alejar esta realidad y me sumergen en vidas ajenas. Ya yo no existo, solo vivo. Yo mismo me pongo límites inexistentes, no soy capaz de salir de este agujero ¿será que estoy tratando lo suficiente? Necesito un respiro, todo me irrita, tengo que parar. No sé cuándo me volví en mi contra, no es agradable. Eso lo pueden decir estas paredes, se refleja en mi familia, no soy un buen compañero en este momento. Alguien tiene que ganar esta pelea, no puedo luchar internamente y pretender que no pasa nada. Mi mente es un ring de boxeo, pero la campana de último round nunca suena. Todo está mezclado, no puedo olvidar que mis metas están ahí, solo llevará más tiempo. Tantas batallas y aún continúa la guerra. Algunas veces, todo se siente muy bien, puedo pasar por una persona normal, pero siempre termino dañándolo, todo se viene encima y me siento claustrofóbico. Mis pensamientos me consumen y solo queda cansancio. Ya basta tiene que parar ¿o no? Estoy confundido y realmente no ayudo mucho aquí, creo que solo empeoro las cosas. Aquí y ahora tengo que dejar de luchar y comprender que el enemigo de mi enemigo es mi amigo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.