No se trata de mi

No se trata de mi cuando estoy arriba, incluso no se trata de mi cuando creo que sí.

Cuando cierro los ojos y puedo hablar contigo, te puedo sentir cerca, cuando camino por la calle y me acompañas, me abrazas cuando hace frió, me llenas de tu amor en cada momento. No se trata de mi cuando por las noches lloro y secas mis lagrimas, te quedas ahí, mirándome, hasta que pierdo el sentido y por fin duermo.

No se trata de mi cuando te hablo y me contestas, tampoco se trata de mi cuando esfuerzo para que me mires, cuando me arreglo para que tu te sientas orgulloso de mi, cuando estoy otras personas y les hablo de lo maravilloso que eres, de como me tratas y de cuanto te amo, tampoco se trata de mi.

Que el viento cuando camino, me pega, tu me cubres, que cuando salgo a caminar, siempre me acompañas, me cuidas y me guías si no tengo destino, déjame decirte que amo la manera en la que me demuestras tu amor, nadie en la vida, ni en lo absoluto, estaría dispuesto a hacer lo que tu haces por mi…y eso…obvio no se trata de mi.

Porque incluso hablando de mi amor y lo que yo pueda hacer por ti, nunca será suficiente, porque siempre tu te aferras en amarme, incluso aquella vez que te falle diciendo que te amaba y no fue así, tu seguiste fiel y me llenaste de más detalles.

No se trata de mi, cuando tengo que sonreír por ti, cuando me paro a demostrarle a la gente que tu amor me ha hecho hacer lo que hago, cuando tengo que comentarle a todos de ti.

Se trata total y absolutamente de ti, de tus cuidados, de tu amor, de tu gracia, de tu sacrificio, de ti, de lo que hiciste para llamar mi atención, Se trata de ti y solo de ti.

Con cariño y ferviente amor, Te amo Jesús.

Like what you read? Give Diana Duran a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.