¿Y a ti por qué te gusta Star Wars?

(Esto lo escribí un par de meses después de ver “The Force Awakens”)

– Oye… Oye, ¡despierta! ¿Quieres ir al cine?

Así me despertó mi hermana hace varios años por ahí de 1999, era la semana de estreno del Episodio I “The Phantom Menace” yo tenía unos 14 años y eran como las 8 de la mañana.

– ¿Ahorita?

– Si, vamos a la matiné

Yo iba a la secundaría en la tarde así que perfectamente pudimos ir a la matiné en Plaza Satelite y regresar a tiempo para que fuera a la escuela. Teníamos planeado ir a verla el fin de semana con su novio, pero aun faltaba varios días y no podíamos más con la espera.

No recuerdo el momento exacto en el que me hice fan de todo el universo de Star Wars, pero se exactamente porque me gusta. Además de la admiración a George Lucas por haber sido capaz de imaginar una Galaxia completa: planetas, seres de diversas especies, naves, conflictos de carácter político, revoluciones, religión, etc. Star Wars para mi, y se que para muchos otros también, ha sido un punto de encuentro, fue un espacio que mi hermana mayor pudo compartir conmigo, la diferencia de edades en aquel momento hacia difícil una convivencia siendo yo una niña cuando ella ya era una mujer adulta. Pero en aquella galaxia muy muy lejana aquello no importaba.

Aquel día fue la primera vez que vi una película de Star Wars en pantalla grande, la primera vez que disfrute del sonido de una espada láser con la calidad que una sala de cine te puede dar. Disfruté de aquella épica pelea entre Qui-Gon Jinn, Darth Maul y Obi-Wan, odie a Jar Jar Binks y aprendí de Yoda que: “Fear is the path to the dark side. Fear leads to anger. Anger leads to hate. Hate leads to suffering.”

Otras dos películas vinieron años después y también fui a verlas al cine con mi hermana, en una de ellas ya estaba embarazada así que íbamos 3 al cine. En aquel entonces no imaginamos que 10 años después iríamos a ver el estreno de un nuevo episodio de la saga, mucho menos que ahora iríamos 4.

Hace unos meses fui parte de uno de los mejores recuerdos de dos pequeños “padawan.” Los hijos de mi hermana heredaron el gusto por la galaxia, me toco ver lo que seguro vio mi hermana en 1999 cuando me levantó para ir al cine: un par de miradas asombradas y la emoción desbordándose en un par de sonrisas de oreja a oreja apenas iluminados por el destello de una pantalla de cine. Una vez más Star Wars fue nuestro punto de encuentro.

Por un lapso de tiempo todos en esa sala fuimos niños y creímos que todo es posible, todos gritamos y todos aplaudimos al final. Tal vez por eso nos gusta viajar a esa galaxia tan tan lejana, alla donde nos encontramos, donde todos creemos que el bien siempre triunfará…

May the Force be with you

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Noyolita’s story.