Yonarkis
Yonarkis

Yonarkis

De niña leí la piedra de la felicidad, desde entonces imagino que mi cabeza es un paisaje y mi cabello un bosque espeso espeso.