¿Nos enamoramos de la persona o del sentimiento?

Imagen: Donnie Darko

Tenía tanto tiempo sin perder la cordura así.

Sin sentir ese fuego en mi interior.

Ese incendio que a veces parece incontrolable.

Y que se alimenta de miradas y promesas.

Pero sobre todo de expectativas.

Hace tanto que daba por muerta esa parte de mí.

La que activaba el cosquilleo en el estómago.

Aquel que como un sismo trastoca el orden.

Y hace que las manos y los labios tiemblen.

Pero sobre todo las palabras.

Llegaste a probar que puedo sentir.

Con tu grácil figura y tu mirada expresiva.

Una tormenta de verano imprevista.

Y como tal forzaste tu entrada en toda ventana mal cerrada.

Pero sobre todo en mi cabeza.

Y no estoy seguro si eres tú.

Porque bien pudiera ser sólo yo.

Convenciéndome de que puedo sentir algo.

Y me pregunto: ¿nos enamoramos de la persona o del sentimiento?

¿Te elegí de alguna manera?

¿Por qué tengo que racionalizarlo todo?

Eres tú.

Tú y tu sonrisa.

Tu cabello siempre despeinado. Tú.