Salida

Básicamente. Fuente: staffmeup.com

¿Qué es lo que te mantiene cuerdo en este mundo?

Todos necesitamos una razón para seguir viviendo con cierta convicción, algún objetivo que nos mantenga viendo siempre hacia el porvenir, encaminándonos hacia ese destino.

Cuando todavía estamos en los niveles básicos de educación no le damos mucha relevancia a este pensamiento, puesto que durante esa etapa de nuestra vida todo lo que nos acontece sucede o debería de suceder de manera lineal; por ejemplo, cuando te gradúas de primaria sabes que lo que sigue es la secundaria y luego bachillerato, el objetivo, para la gran mayoría, es sólo pasar por esos años de la manera más decorosa posible.

Sin embargo una vez echados a andar en el mundo laboral, fuera de las aulas, la incertidumbre es la única constante.

Al principio, quizás, el objetivo es encontrar un trabajo, y hay algunos lugares posiblemente en los que uno pueda desarrollarse profesionalmente, pero no lo son todos, y curiosamente nos tocó ser parte de una generación que lo menos que quiere es atarse a un trabajo de 8 a 6, lunes a viernes, con estrictos horarios de comida y paga cada 15 días.

No, eso no nos llena, y entonces llega un momento en que la rutina nos fastidia y lo más que tememos es imaginarnos nuestra vida en los próximos dos, tres o cinco años, y darnos cuenta que si nos dejamos llevar, vamos a estar en el mismo lugar que estamos hoy, el mismo trabajo, el mismo puesto, quizás el mismo sueldo, los mismos jefes y la misma rutina. Es insoportable.

A inicios de año yo me encontraba totalmente envuelto por esos pensamientos fatalistas y no encontraba ninguna solución a esa resignación, y por lo tanto desarrollé una increíble apatía hacia lo que hago.

No obstante, luego de platicar con uno de mis profesores de universidad me di cuenta que me hacía falta ponerme un objetivo, apuntar hacia algo, tener la esperanza de que si me encamino hacia allá, al menos en pensamiento y con acciones pequeñas, tendré una salida y por lo tanto no sobre pensaré en mi situación actual, y quizás con suerte, mientras me preparo hacia ese camino, no me pese tanto mi realidad.

Y justamente eso estoy haciendo, no sé si sea engañarme, o realmente me estoy encaminando hacia algo totalmente diferente, hacia ese objetivo permanente que me permite despertar todas las mañanas y soportarme tantito.

Les recomiendo, si están en una situación similar, se planteen siempre un destino que los motive; justamente hoy le compartí esto a un buen amigo, justo después de que me dijo que se sentía desmotivado, y espero que ese consejo le ayude como quiero creer, me está ayudando a mí.