Rosa de Romance

Joyas preciosas; corazones frágiles usados como juguetes, extraídas del valor verdadero; encallecidas y convencidas de que la vida no se va a mejorar. Su imagen del amor distorsionada, e irreconocible: el resultado ser pagadas para “amar”. Coqueteando con la vida, riéndose para llenar el hueco espacioso por dentro.

Dobladas, llevando la firma del tiempo — líneas de risas y líneas de preocupaciones. Los tales “días de gloria” terminaron, zambulleron en el desenlace, el clímax dejado atrás; sintiéndose casi culpables por no permanecer jóvenes, sintiéndose como una carga olvidada en los hombros de los más jóvenes.


Su mano envolvía la rosa, aun húmeda de su lugar en la florería. No había mucho tránsito en la ruta esa noche, pero una prostituta solitaria estaba allí, el enfoque de las tres mujeres caminando rápidamente hacia ella: una madre, una hija, y una amiga. De repente pararon mientras un camión paro en frente de la prostituta; fue hasta la ventana para hablar con el conductor; las tres otras se quedaron tensas con la esperanza de que no se subiría. Tenían algo hermoso para darle — una rosa que recién compraron junto con seis más.

Un momento paso, y la mujer abrió la puerta del camión, y se subió sin saber del regalo inesperado que hubiera recibido — un regalo de amor, y no de la clase que estaba a punto de dar y recibir, sino de la clase que no pide nada a cambio.


Una tarde soleada, una mujer mayor interesantemente fue parada en la calle por tres mujeres. Tenían algo hermoso para darle — una rosa que habían comprado la noche anterior, junto con seis otras. Ahora solo quedaban tres. Tres habían sido regaladas ya a tres prostitutas, todas desconcertadas, ojos vidriosos y brillante, reflejando las luces de la calle.

Ahora esta mujer en particular, no totalmente comprendiendo todo, acepto la rosa, maravillándose al pensar que era lo suficientemente importante, sonriendo porque no solo el trio, pero también Alguien más estaba muy, muy interesado en que fuera amada y atesorada.

Una rosa, para siempre el símbolo del amor y romance, por más que solo una rosa, fue una herramienta creada para hacer saber a ellas que han sido olvidadas lo preciosas, amadas y hermosas que son.

No es maravilloso como este amor puede mostrarse a través de cualquier cosa en esta tierra? Es tan poderoso que nada lo puede reprimir.

Una mano, una mano hermosa y cicatrizada sostiene esta rosa de romance, y solo esta mano tiene poder para restaurar los corazones rotos.

Usadas, pisoteadas, pagadas para amar; las rosas fueron regaladas a prostitutas para hacerlas saber que a pesar de todo esto, son amadas con amor sin fin que nunca cambia, que son preciosas, que Alguien dio su vida para amarlas.

Arrugadas y débiles, días de gloria en el pasado; las rosas fueron regladas a ancianas para hacerlas saber que sin importar la cantidad de amantes que hayan tenido en sus largas vidas, nunca hubo uno de ellos que las amo tanto como este Uno; que son atesoradas y hermosas.

Este Uno que sostiene la rosa de romance, Él es Jesús.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.