-LA VIDA DE UN MARIHUANO-

La marihuana es una droga ilegal la cual se encuentra en constante polémica respecto a su uso, control y legalización; especialmente en nuestro país. Se encuentra en muchos procesos en todo el mundo sobre este ultimo punto: su legalización.

De la marihuana se conocen varios efectos así como beneficios y sus daños. Sin embargo me gustaría hablar en este texto desde una perspectiva diferente de la marihuana, la cual es cuando una persona la consume de manera constante, siendo ya un ritual diario como podría ser bañarse o comer.

Recientemente he encontrado a personas con las cuales he tenido la oportunidad de platicar e informarme más respecto a como seria la rutina de un “marihuano” profesional.

Tal parece que la marihuana es vista en algún punto de su uso como un producto más para sobre llevar el día con día; un “marihuano” necesita cuatro acciones básicas dentro de su rutina, las cuales serian: comer, fumar, caminar y dormir. Cada paso de este ciclo es fundamental puesto que ciertos efectos de la marihuana hacen que el usuario pueda experimentar una mayor cantidad de sueño y hambre, esta ultima es satisfecha con ciertos aperitivos denominados como “bajon” (también es muy importante re-hidratarse continuamente debido a la sed provocada por la marihuana). Caminar es esencial en la vida de todo “marihuano” ya que cuando se encuentra en esos estados las distancias pueden parecer mínimas, a parte de que el caminar es un recurso utilizado para ir pensando y planteándose multitud de ideas, problemas, etc. En ocasiones estas caminatas se pueden ir acompañando de platicas muy amenas o de cierto tipo de música, por lo general de un estilo electrónico, rock, reggae, etc.

Un “marihuano” para realizar muchas actividades dentro de su día lo acompaña con un poco de marihuana. Ya sea que vaya a algún lado, que realice algún deporte, haga alguna tarea (como estos blogs por ejemplo) o simplemente para acompañar una bella noche lunar.

El ritual para fumar en ocasiones puede involucrar a dos compañeros o mas; cuando es así se puede generar una especie de reunión como cualquiera de tipo alcohólica pero con varias diferencias. Generalmente estas reuniones no son muy escandalosas, ya sea que se realicen en alguna casa, en alguna fiesta o en algún lugar del exterior, sin embargo la mayoría de las ocasiones no pasa de un buen rato de risas y de relajación o des-estrés (esto no quiere decir que este del todo bien puesto que si se realiza muy seguido puede ser muy perjudicial).

El kit que todo “marihuano” debe llevar consigo seria la misma droga, algún instrumento para fumarla (ya sea una pipa, canalas, una tapa de lapicero o incluso un palo de escoba), un encendedor, unas gotas (debido que la marihuana tiende a enrojecer los ojos), algún desodorante y por supuesto “el bajón”.

La marihuana que usa un consumidor diario es denominada “panti” o “panteonera”, se trata de un tipo de marihuana muy común que es hasta sobras de otras y resulta muy económica. Cuando un “marihuano” se quiere dar de vez en cuando algún lujo podría consumir algún tipo de marihuana en gramo como seria alguna variación de kush o haze. Se trata ya de productos de mayor calidad pero a su vez más caros y de mas difícil adquisición.

Con todo esto me gustaría decir que el consumo de marihuana así como de muchas otras sustancias tiene sus beneficios y también sus daños. Posiblemente la mente de un marihuano trabaje diferente que la de cualquier mente “totalmente funcional” pero esto tampoco es necesariamente malo. Después de todo una persona “funcional” usa café, coca-cola, tabaco y muchas sustancias que no son tan naturales o relajantes como la marihuana. Caer en el abuso de cualquier sustancia sin duda alguna es nocivo, no obstante la vida de un “marihuano” comer, fumar, caminar y dormir no suena tan mal como en ocasiones se creería.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Abraham Mendez’s story.