Déficit Calórico: La base para la pérdida de grasa corporal

Hoy haremos hincapié en la importancia de crear un déficit calórico adecuado a través de una dieta equilibrada y saludable para la pérdida de grasa.

El déficit calórico se define como el balance energético negativo respecto a nuestro gasto calórico diario. Debemos comprender la importancia de ingerir menos energía de la que gastamos, para llevar al organismo al catabolismo, activando la vía AMPK, en momentos estratégicos a lo largo del día, para la máxima pérdida de grasa corporal.

Una de las principales causas de abandono en la pérdida de grasa, es el cambio radical de hábitos, intentado poner en práctica dietas milagros demasiado agresivas, como primer factor vamos a tener en cuenta la adherencia, es indiferente la estrategia nutricional que decidamos utilizar, ya sea una low fat, low carb, cetogénica, paleo, flexible, ayuno intermitente, cíclica de hidratos, elige la que mejor se adapte a tu estilo de vida y puedas utilizar a largo plazo.

Una vez comprendido esto, vamos a crear un déficit calórico equilibrado y progresivo, restándole entre un 5–20% a nuestro gasto total diario. Para simplificar todos los cálculo podemos multiplicar nuestro peso corporal el kilogramos por un valor comprendido entre el 20–30 para los hombres o el 30–40 para las mujeres, así calcularemos las calorías diarias a consumir para crear éste déficit. Comenzaremos por el mayor valor e iremos adaptándolo conforme reaccione nuestro organismo. Iremos ajustando el déficit observando cada 1 o 2 semanas como varía nuestro peso corporal, intentando no perder más de 1% de nuestro peso corporal a la semana, para mantener así la máxima masa muscular posible.

Te recomiendo:

  • Comenzar a mirar la información nutricional de los alimentos que consumes en tu día a día. Para poder calcular la cantidad de calorías que consumes.
  • Evita los alimentos procesados, entre menos ingredientes contenga la etiqueta nutricional, mejor elección será.
  • Intenta establecer menús saludables y equilibrados, de similar composición en tu día a día.
  • Incluye una porción de proteína y verduras en cada comida.