Carta a mi misma.

Se me ha encomendado una tarea algo compleja para mis habilidades.

Hablar con mujercitas que están entrando en la adolescencia y transmitirles un mensaje positivo, acorde a su edad y a las experiencias que he tenido que puedan serles útil.

Debo de admitir que es emocionante poder tener la oportunidad de hablarles, decirles, contarles, y hasta advertirles lo que creo que podría ser de algún tipo de utilidad a ellas, pero surge la pregunta ¿Cómo?

¿Cómo les doy un consejo sin sonar a su mamá o a su maestra regañándolas?

Y se me ocurrió. En la oficina mientras tomaba la primera taza de café del día.

¿Por qué no les escribo una carta? Así como le escribo a una amiga a la que quiero aconsejar, porque la quiero, porque lo necesita, porque siento la libertad de decirle lo que pienso y lo que he vivido con la esperanza de que lo escuche, lo analice y lo adapte a su contexto, que no le entre por un oído y le salga por otro, sino que se quede en su mente por lo menos un ratito, revoloteando en sus ideas y pensamientos, tal cual como una carta a mi misma, tratando de ayudar a la Ada adolescente que pasa por las situaciones típicas y otras no tan típicas de esta etapa de la vida. Ayudarla a que se preocupe menos por cosas no importantes y que se preocupe más por esas que si lo son.

Pero, ¿Cómo? ¿Cómo le hablo a la Ada de 14?, sé de muy buena fuente lo que ella tiene en primer lugar de la lista de las cosas que odia: Que le digan qué hacer.

Aunque bueno, si sabe que es ella misma la que le habla pero con 6 años de experiencia encima, tal vez y solo tal vez escuche. Si, probablemente funcione porque a la única que escucha es a ella misma.

No la puedo culpar, a esa edad todo parece muy importante, más de lo que en verdad es. Los amigos,las amigas, el crush, el novio, facebook, las fiestas, las quinceañeras, el celular, los chismes, la ropa y el maquillaje parecen lo único de lo que las neuronas se ocupan.

Cuando yo tenía 14 ya iba en la preparatoria, pero mi mente seguía en la secundaria. Siempre he estado un año adelantada desde el preescolar (a mi mamá al parecer le urgía meterme a la escuela sin importar que no tuviera la edad mínima)

Así que parte a la fuerza, parte por competir con mi hermana, aprendí a leer antes, a escribir antes (aunque admito que sigo escribiendo tan feo como en 2do de primaria) Por lo tanto, siempre soy la más pequeña de mi grupo (al menos en edad porque de estatura es todo lo contrario)

En fin. Estos son algunos puntos que yo incluiría en una carta dirigida a mi misma cuando tenía 14 años.

Hola Clarisa!

SI, conozco tu segundo nombre, aquel con el que te llaman solo tus familiares, y, ¿Sabes porque lo se? Por que soy tu, dentro de 7 años. Así es, vengo del futuro. No, aun no inventan las patinetas voladoras ni los tenis que se amarran solos como la película de Volver al Futuro.

Pero vamos a lo importante. Tengo muchas cosas que decirte, unas buenas y otras no tan buenas, pero como no quiero arruinar ni cambiar las experiencias que te ayudarán a convertirte en quien soy yo, o que eres tu ahora, solo te daré algunos consejos generales que se que te guiarán en estos años difíciles.

1.Si tienes iniciativa, perseverancia y liderazgo vas a poder llegar a donde tu quieras ir.

Para todo hay manera. Si no la encuentras, no has buscado lo suficiente, no has hablado con la gente correcta, no has hecho las preguntas correctas.

Las personas que alcanzan sus sueños y metas son las que, de hecho, trabajan y luchan por llegar a ellas. Lamentarse de no poder tener lo que quieres definitivamente no es la manera de conseguirlo.

Si hay algo que no te gusta te tengo una impactante y reveladora noticia. Sorpresa, shock, TU puedes cambiarlo. Que no te miedo ser diferente, aprecia las cualidades y aptitudes que te hacen un ser humano único e irrepetible. Explora tus talentos, descubre que es lo que haces mejor y no pares de hacerlo.

Recuerda que todos tenemos diferentes tipos de inteligencia, hay algunos que son artistas, creativos, otros con excelente memoria, con habilidad para las matemáticas, facilidad de palabra, otros para el deporte y para muchas cosas más.

Jamás te desanimes por no cumplir las expectativas. La clave es esforzarte siempre lo más que puedas en todo, y así descubrirás que en algunas cosas sin tanto esfuerzo serás la mejor.

2.La mayoría de los obstáculos no los pone alguien más, los pones tu mismo.

Aunque muchas veces te detienes porque constantemente escuchas: No hagas esto, no pienses así, no puedes, y cosas por el estilo, también eres tú la que se pone barreras mentales.

Pensar de manera negativa, o ya más concretamente, mediocre, es lo que provoca que no alcancemos nuestro máximo potencial. Estas en edad de comenzar a cuestionar lo que se te impone y pensar ‘’fuera de la caja’’

¿Por qué no participar en las votaciones para presidente del aula? Flojera, tal vez.

¿Por qué no estar en la planilla de sociedad de alumnos? Miedo, Flojera de nuevo.

¿Por qué no participar en concurso de oratoria, de declamación, de debate, de ingles? Miedo, vergüenza y, adivinaste, flojera de nuevo, lo que me lleva a lo siguiente.

No siempre podrás salir triunfadora o ganar todo lo que te propongas y eso está perfectamente bien. En lugar de frustrarte o buscar culpables, admite los errores que tuviste y trata de corregirlos para la próxima vez. No todo es ganar, sino obtener experiencia.

3.Hay días para tirar flojera y hay días para trabajar

Créeme que para todo hay tiempo. Para todo hay momentos. Hay prioridades dependiendo de la situación.

Inclusive hay días para estar triste y hay otros en los que la fortaleza debe de ser tu aliada. Somos humanos, tenemos sentimientos, en esta edad descubrimos muchas cosas, unas a la buena y otras a la mala, pero es importante ser nosotros los dueños de nuestras emociones, de nuestro tiempo y de nuestros pensamientos.

Nadie sabe cuanto tiempo tenemos disponible, asi que mi recomendacion es que vivas tu edad, diviértete, disfruta que no tienes responsabilidades aun, porque luego vas a desear que el dia tenga mas horas.

Es ahora donde vas a descubrir cuales son tus actividades de interés, prueba cosas nuevas, no temas a fallar. Creeme que siempre te arrepientes mas de lo que no hiciste, de lo que si hiciste. (No aplica para travesuras eh, de eso casi siempre te arrepientes)

4.Ser el molde de lo que la sociedad considera una ‘’niña linda’’ no te sirve de N A D A

En serio, ser lo que la sociedad considera ‘’bonita’’ no te servirá de nada, salvo para encontrar un novio que probablemente será un chico que solo se fije en lo físico y superficial, osea, algo que NO queremos. La única definición de belleza que debe importarte es la que tienes tu, no la que tengan los demás.

Si vives de las apariencias y del ‘’’que dirán’’ de los demás, no podrás lograr nada nunca. Haz lo que realmente te haga sentir esa adrenalina por dentro, esa emoción, esa felicidad.

Recuerdo que a esa edad lo que mas me hacia feliz era leer. Definitivamente no es la idea de ´lo más divertido´, ´lo más cool´, ´lo más popular ,etc. Por eso te digo que es mejor hacer lo que te gusta, ser auténtica, que buscar la aceptación de los demás, que jamás podrás obtenerla totalmente y al final te hace sentir vacía, créeme, ya lo intente y ya lo vivi.

Suena aburrido, pero el leer te lleva a otro mundo. Te transporta a un lugar diferente, donde el tiempo y el espacio no existen. Lo importante es descubrir que te gusta a leer. El que dice que no le gusta leer, miente. Solo no ha descubierto que es lo que le interesa.

El leer te traerá muchos beneficios, así aprendes a escribir mejor, mejorar redacción, ortografía, gramática e incluso a tener mejor ‘labia’ y aventarte discursos o hablar en público más fácil, porque aumentas tu léxico y vocabulario también.

Después de haber leído algunos libros, el hacer un ensayo o un resumen será tarea fácil.

5. Solamente tu eres responsable de tu felicidad

Sorpresa, sorpresa. Tu eres la que decide si eres feliz o no. Por favor, recuerda no clavarte con tu novio de secundaria o de la prepa. La felicidad no está en manos de tus padres, tu hermano y mucho menos de tu novio.

La vida es algo hermoso que por alguna razón cósmica se nos ha dado la oportunidad de tener. Lo que tienes en este momento es algo tan precioso, tan valioso que no puede cuantificarse.

¿Sabes cuantas personas quisieran tener lo que tu tienes en estos momentos?

El simple hecho de tener la oportunidad de recibir educación es un privilegio que alrededor de 4 millones de niños y niñas en México no tienen. Si tienes una casa, vas a la escuela y puedes comer 3 veces al dia, eres mas afortunado que la mitad de personas que habitan el mundo, y entonces, ¿Qué estás haciendo con ese privilegio que se te ha concedido?

6. Recuerda que la tristeza es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.

Créeme que hay muchas personas que se preocupan por ti, que el mundo, aunque no lo creas, no sería el mismo sin ti, y que esos pensamientos negativos que a veces te azotan, son pasajeros y que tu puedes combatirlos.

Vas a pasar inevitablemente por esto, por algo que a todos nos toca.

La pérdida de alguien muy cercano en tu vida, en tu corazón.

Esas experiencias son parte de la vida, esos momentos nos enseñan realmente quien es importante, y nos recuerdan lo efímera que es la vida, que puede irse en un momento. Es nuestra responsabilidad vivir por aquellos que ya no están, y recordarlos nunca con tristeza, sino con cariño y alegría.

7. Ser mujer es una bendición, jamás un límite

Aún en los tiempos en los cuales te escribo las mujeres seguimos siendo discriminadas por vivir en un país donde el machismos sigue siendo la realidad, donde los políticos hablan de equidad de género, pero no la practican. Jamás te lo dirán de frente, pero en muchas áreas laborales y académicas, los hombres por instinto y por arraigo cultural, no están de acuerdo con que las mujeres seamos las que tomemos decisiones.

Es tu trabajo y el de las mujeres de tu generacion hacer algo al respecto.

Primero, informate sobre lo que significa ser mujer, si es necesario, trabaja el doble de lo que un hombre haría, porque solo asi podras justificar que mereces ocupar el lugar que ellos tienen.

No por ser mujer tienes que ser maestra, enfermera, secretaria. Todas esas son profesiones honradas y perfectamente normales, pero, jamás pienses que no puedes ser política, ingeniera, científica, o presidente de este país. Si algo era cierto en la época en la que tu vives y en la que vivo yo, es que necesitamos má mujeres que abran sus mentes y dejen los estereotipos implantados por la sociedad. Que sean independientes y seguras de sus decisiones y metas.

Sé que tú serás una de ellas.

Podría seguir hablando por horas de las cosas que deberías de saber para que tu adolescencia fuera un poco más sencilla, pero entonces le estaría quitando toda la diversión de vivir, de equivocarse y de aprender.

Sé fuerte, la vida no siempre es fácil, pero, de cualquier manera sigue siendo increíblemente hermosa, y depende de ti que tu vida sea la que tu quieres vivir.

No tengas miedo de ser diferente, de ser única. Al final del dia, es mejor estar feliz contigo misma. Los amigos de verdad te aceptarán y te querran tal y como eres.

Te espera un futuro muy bonito, en el que vivo yo, donde tal vez sigue existiendo injusticia, corrupción, violencia, inseguridad, apatía.

Pero en el que estoy segura que después de esto, tú harás una diferencia.

Sigue creciendo Clarisita

Con muchísimo amor, Tu.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.