Bonito artículo.
eric magar
11

Cierto que con SPP había un poder discrecional en cada proyecto, y ademas la posibilidad de repartir (o sea el aspecto distributivo de a quien se premiaba o castigaba con Inversión Pública Federal, en buena parte financiada desde el boom petrolero con recursos no tributarios) arbitrariamente — o más bien debería decir, según los imperativos políticos del presidente.

Esta segunda discreción es la que los delegados federales no tendrán, por las instituciones que se heredan de fórmulas y reglamentación del ramo 28 y 33 y los equilibrios en el Congreso. Pero esto depende, como tu sabes mejor que yo, en qué pase con el sistema de partidos en la legislatura. Yo creo que Morena y la coalición triunfadora de AMLO se va a desbaratar poco a poco, pues es una coalición “oversized”, pero puedo estar muy equivocado. Y por eso me imagino a las bancadas estatales poniendo vetos sobre cambios en la camisa de fuerza que son hoy en día las fórmulas de asignación de recursos. Habrá que ver. Te mando un fuerte abrazo,