the force is awake and well

este fin de semana vi dos veces el episodio vii de star wars: the force awakens. he sido fan de la saga desde que tengo 13 años. lo tengo muy claro porque en mi familia nadie me lo inculcó y fue a raíz de ver las ediciones especiales de 1997 en cine que me volví fan. luego vi las versiones originales en casa de un amigo que las tenía en vhs y sólo incrementé mi gusto. cuando el episodio i creó toda la expectativa en 1999 yo formé parte de ese hype. aun recuerdo cuando se encendieron las luces en el cine en junio de aquel año. mi hermano se había echado una jeta fantástica y me dijo: “ni está tan chida”. pero yo me aferré y dije: “sí, sí lo está”. hasta que la volví a ver un par de semanas después y me fui desilusionando notando lo terrible que estaba. pasó más o menos lo mismo en 2002 y en 2005. mis expectativas cuando hace un par de años dijeron que jj abrams la iba a retomar con dinero de disney, contra toda lógica, estaban más arriba de lo que se podría esperar. pero era jj abrams: el creador de toda una mitología en tv de proporciones épicas (lost, fringe, alias de las que sí soy muy fan) y que había hecho un trabajo más allá de lo decente en el reboot de star trek. y sin embargo, abrams en todos los casos que menciono tiene una constante: luego de iniciar, lo deja todo botado y le vale madres. lo de disney, equis. disney es como roma: mientras le generes dinero te deja hacer lo que se te pegue la gana. lo que más me preocupaba que me pasara era lo que me había sucedido con las precuelas. aun cuando george lucas, el peor enemigo de su propia obra, no tuvo nada que ver en esta nueva entrega.

el lunes 14 decidí desconectarme de todo contacto con redes sociales. hasta ese momento sólo había visto el teaser de noviembre de 2014 y el primer trailer largo (el de “chewie, we’re home”). quería llegar fresco y con todo afán de sorpresa a la función de medianoche del 17. la premier mundial del 14 era un riesgo porque a cualquiera se le podía salir algún tuit o post que pudiera resultar en arruinarme la experiencia. valió la pena haberme salido del internet esos días.

en los seis días que han pasado desde que se estrenó hasta ahorita que estoy escribiendo esto ya se dijeron muchas cosas, la mayoría buenas. yo, honestamente, creo que abrams hizo un gran trabajo por varias razones. respetó el estilo de ese lucas inocente. abrams tiene un estilo de dirección muy marcado (super 8, star trek y star trek into darkness están obviamente todas dirigidas por él y se nota). the force awakens parece una película de 1977 hecha con la tecnología de hoy, misma que -a diferencia de la segunda trilogía- nunca se siente querer sobrepasar a la historia ni a los personajes. retoma conceptos entrañables, como que los sables de luz sólo se usan cuando las cosas se ponen serias, le da giros a la estructura campbelliana del héroe: rey es el arquetipo heroico que el 2015 necesita, pero no es el centro y constantemente se pasan la bolita ella y finn; bb8 es como tiene que ser un trickster; y presiento que el arco principal de la nueva trilogía va a recaer en kylo ren, pero no hace falta dedicarle toda la película a los berrinches del morro. abrams hace un trabajo fantástico en rescatar la economía narrativa de la trilogía narrativa. sin necesidad de nada mas que un montaje (bastante chingón, eso sí) de no más de minuto y medio ya entendiste de dónde viene rey y a dónde va.

el otro gran acierto es que la película no es un vehículo para la nostalgia innecesaria. aunque estén los personajes que todos amamos y queremos no se vuelven el eje motor y el guión es lo suficientemente inteligente para darle espacio a la nueva mitología que está creando. sí, se siente bien padre cuando aparecen por primera vez en pantalla han, chewie, leia, c3p0 y r2, pero sabes que sólo son los cimientos para que funcione y no el motor para que la historia avance.

las cosas que no me gustaron son demasiado pequeñas para hacerlas notar y estoy confiando en que se solucionarán y/o se explicarán en las siguientes dos películas o en los miles de cosas del universo expandido (series, cómics, etc) que seguro nos recetarán de aquí al 2021.

en fin, soy feliz y planeo ir a verla unas tres o cuatro veces más.

live long and the force will be with you.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.