UNA PASIÓN INCOMPARABLE

A lo largo de mi hermosa vida, mucha gente futbolera me ha preguntado:¿por qué le vas al Monarcas? Si es un equipo malo, que lleva 16 años sin ser campeón en liga, que ha tenido altibajos en los torneos y está en los últimos lugares en la tabla porcentual casi a punto de descender… Mi respuesta a esa pregunta es que una pasión no se genera sólo por los campeonatos; no lo niego, sí, se siente genial ver a tu equipo campeón pero esa pasión se va haciendo más fuerte en cada partido ya sea sí tu equipo gana o pierde.

Mi pasión por Monarcas empezó a temprana edad, cuando mi papá me llevaba al estadio. En ese momento yo no sabía bien que era lo que sucedía, gritaba y aplaudía porque veía a mi papá que lo hacía; pero cuando fui creciendo me di cuenta que no es sólo gritar y aplaudir, es algo que te conecta de por vida. Es un sentimiento de amor hacia el equipo, a los colores, a los goles, jugadas e incluso a algunos jugadores (y más si son extranjeros). Es tanta la información del equipo de Monarcas que sé, que no me lo aprendí para un examen. Con el paso del tiempo poco a poco me fui metiendo de lleno con el fútbol y con el equipo; por eso actualmente puedo pasar horas y horas platicandote de los jugadores, partidos, goles, etc.

Gracias a esta hermosa pasión que adquirí con el equipo y con el deporte fui acumulando pósters, tazas, balones, revistas, llaveros, gorras del equipo rojiamarillo… Mi mamá piensa que estoy loca al adquirir estos recuerdos y ponerlos en mi cuarto, yo no lo veo de esta manera; para mí, significan mucho ya que es una forma de recordar el pasado, alguna goleada, cuando quedaron campeones de Copa Mx en el 2013, jugadores destacados, etc; Lo que más guardo y apreció mucho es la camiseta de mi jugador favorito Christian de Jesús “Recodo” Valdéz Loaiza, es un recuerdo que amo bastante porque la amistad que tuvimos no era sólo de futbolsita-aficionada, era más de amigos cercanos y a pesar de que ahorita este con el equipo de León, lo sigo admirando por su sencillez y humildad que lo caracterizan como buen jugador.

No me arrepiento de irle a este maravilloso equipo, sigo sosteniendo que seguiré siendo monarcas de corazón hasta la muerte; La sensación de ir al estadio, ver a tu equipo jugar, pararte de los asientos con sus maravillosas jugadas en donde miles de personas nos unimos y perdemos todo nuestro aliento con una sola palabra “GOL”… Esas sensaciones son las que valen mucho, las que te motivan, e ilusionan con un campeonato. Por eso mimo dicen que el fútbol es el deporte más popular en todo el planeta ya que une a millones de personas. De los deportes en el que más se sufre ya sea cuando tu equipo va perdiendo, cuando son los últimos segundos y estás esperando a que el árbitro pite para poder ganar la victoria o cuando son penales en una final… Esos sí que te hacen temblar, llorar, gritar, abrazar. Solamente doy gracias por irle a este equipo tan maravilloso.

He vivido muchas emociones con la “Monarquía” y una de ellas recientemente fue en el partido que jugaron este sábado 20 de agosto en punto de las 19:00 horas en el Estadio Morelos… Un partido que se sufrió bastante más porque al principio mis monarcas tuvieron bastantes oportunidades de gol que en el momento no las aprovecharon; Como “equipo grande” Monarcas logró hacer una íncreible remontada en el marcador con unos estupendos goles por parte del equipo michoacano. Pero lo más importante fue que nunca se dieron por vencidos, siempre fueron al frente en busca de ganar el encuentro; emociones como alegría, tristeza, enojo se vivieron de mi parte en el estadio donde lo bonito fue que al final del encuentro no sólo yo, si no varios aficionados nos fuimos a nuestras casas con una gran sornisa por la victoria de nuestro equipo donde seguiran luchando #HastaElÚltimoAliento.

Para saber sobre como le fueron a las categorías sub-17, sub-20 entrar a www.locuramonarca.com

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Adriana Sanchez’s story.